Ruy Halffter, director de Mercado de Capitales y Banca de Inversión de BBVA Bancomer

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 36 segundos

“Un impulso importante a los bienes raíces”

Las cinco familias de Siefores del Sistema de Ahorro para el Retiro han sido autorizadas por la Consar para invertir hasta 93,000 millones de pesos en CKDs. Hasta el momento en que se realizaba esta entrevista a principios de abril, las Afores, refiere Ruy Halffter de BBVA, habrían invertido más de 13,300 millones de pesos en cinco proyectos de fondos de capital privado y proyectos iniciales.


Ahora el potencial de inversión se ubica en más de 70,000 millones de pesos y grandes jugadores del sistema de financiamiento no bancario, como el área de Banca de Inversión de BBVA Bancomer, se preparan para aprovechar este nuevo segmento que busca capturar el 80% de los recursos de los fondos de pensiones que aún no se distribuyen. “Este cajón de inversión crecerá en la medida en que se hacen las aportaciones y es momento de aprovecharlo”.

Con este vehículo público para que las Afores puedan invertir aumentan las opciones para que el capital privado encuentre fuentes de financiamiento; también se convertirán en un camino para hacer llegar recursos a los proyectos de infraestructura durante los próximos dos años. Pero los CKDs también impulsarán los recursos para inversiones inmobiliarias que habían buscado en instrumentos como los Fideicomisos de Infraestructura y Bienes Raíces (Fibras) un esquema para obtener recursos. Este el caso de la colocación de CKDs de Prudencial Real Estate Investors por 6,500 millones de pesos. En vivienda también habrá oportunidades con las CKDs así como para los desarrolladores de tierra, los llamados Land Developers que en otros países tienen una gran participación en el sector de bienes raíces.

De hecho, las Fibras aún siguen exhibiendo algunos problemas de tipo fiscal que las autoridades deberán observar en los próximos meses para atraer inversión extranjera al país. Fundamentalmente, consideró el responsable de Banca de Inversión de BBVA Bancomer, hay un problema en cada estado con el impuesto de traslación de dominio, también conocido como el Impuesto sobre Adquisición de Inmuebles (ISAI). Este tema se tendría que resolver con los congresos locales. Mientras tanto, aunque las Afores están exentas al Impuesto sobre la Renta al ser fondos de pensiones no tienen el mismo tratamiento con el Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU). Esta situación fiscal representa claramente una diferencia con los fondos de pensiones extranjeros y las ventajas para invertir con las que cuentan en otros países. Por ello, los CKDs van un poco más rápido que las Fibras en el terreno de las inversiones de bienes raíces.

“El CKD es un vehículo de crecimiento, Prudential, por ejemplo, va a invertir en los desarrollos y durante los próximos cinco años los va a realizar. Entonces, lo natural sería que una vez que se hayan hecho las inversiones, los compradores naturales de esos edificios en parques industriales fuera una Fibra”, dice el experto.

Artículo anteriorEl decálogo de los innovadores
Artículo siguienteJosé Manuel Allende, director de Emisoras de la BMV