Con esfuerzos de última hora, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, intenta lograr concluir la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Cuando faltan tres días de vencer el plazo para entregar al Congreso un acuerdo en principio de las nuevas condiciones del comercio regional, Trump dialogó telefónicamente con el primer ministro canadiense Justin Trudeau con el fin de acelerar un acuerdo.

Horas antes la ministra del Exterior de Canadá, Chrystia Freeland y el secretario mexicano de Economía Ildefonso Guajardo, dieron por concluida su estancia en Washington tras una semana de intentos por destrabar los aspectos más complejos de la modernización del acuerdo comercial.

Sin embargo, los avances siguen siendo nulos prácticamente desde febrero, cuando las delegaciones dieron por concluidos seis capítulos de los más de 30 que integran el objetivo.

No hay diálogo con Peña Nieto

Por parte de la Casa Blanca, sólo se informó sobre la conversación telefónica entre Trump y Tudeau, cuyo propósito era acelerar un acuerdo para concluir la renegociación, sin más detalles. Pero quedó en claro que no hubo conversación con el Presidente Peña Nieto.

Ante la imposibilidad de dar por concluidos los acuerdos en cada uno de los capítulos de la renegociación, la representación estadunidense desde abril pugnó por la firma de un acuerdo en principio, sin embargo ninguna de las contrapartes consideró la opción como aceptable.

El secretario Guajardo, ha sido insistente en que México sólo firmará un acuerdo completo, de calidad y sin ninguna presión por los procesos electorales, que cada uno de los países firmantes tienen en algún momento del año.

El próximo 17 de mayo vence el plazo para que el Congreso estadunidense con la composición actual discuta y evalúe la negociación y, en su caso, la apruebe.

Después de esa fecha, corresponderá hacerlo a un Congreso cuya composición en las cámaras será la que surja del proceso electoral que está en marcha y que concluye en noviembre próximo.

Capítulos sin resolver

El aspecto que más ha concentrado la atención de los negociadores es el de reglas de origen en el sector automotriz sobre el cual han aparecido crecientes requisitos presentados por parte de representación estadunidense, que busca elevar el contenido de fabricación en su territorio, así como una equiparación en las remuneraciones de la mano de obra.

Aunque existen otros cuatro capítulos que siguen sin resolverse, como la cláusula de terminación automática del TLCAN cada cinco años, las compras de gobierno, la resolución de controversias y las exportaciones agrícolas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here