México se mantiene en el décimo puesto tanto en el ranking de vida como de no vida, que concentran 68 por ciento del potencial asegurador global medido a través del Índice Global de Potencial Asegurador GIP-MAPFRE.

Este indicador, que se calcula para 96 mercados de seguros, tanto desarrollados como emergentes, tiene por objeto medir el espacio asegurable en todo el planeta, mediante la creación de una métrica que sintetiza los mercados que ofrecen un mayor potencial asegurador en el medio y largo plazo.

La construcción del indicador, que se presentó por primera vez el pasado mes de marzo, se basa en estimaciones del tamaño de la Brecha de Protección del Seguro (BPS) en estos mercados, así como en su capacidad para consumirla.

La BPS representa la diferencia existente entre la cobertura de seguros que es económicamente necesaria y beneficiosa para la sociedad, y la cantidad de dicha cobertura efectivamente adquirida. No es un concepto estático, sino que se modifica en función del crecimiento de la economía y población de un país, y del surgimiento de nuevos riesgos que son inherentes al desarrollo económico y social. En el caso de México, esta brecha de protección de seguro alcanzó los mil 286 mil millones de pesos (equivalente a 66 mil 906 millones de dólares).

Para el cálculo del GIP-MAPFRE, además de la BPS, se tienen en cuenta otras variables, como la penetración (primas/PIB), el propio tamaño de la economía o el nivel poblacional, entre otros. En definitiva, ofrece una puntuación que ordena a cada mercado de acuerdo a su contribución al cierre de la brecha de aseguramiento global. De esa forma, para situarse en una posición alta en el ranking, los mercados deben tener un tamaño relevante (medido en términos de PIB), así como una cierta capacidad para cerrar su propia brecha de aseguramiento.

No obstante, el informe pone en valor aquellos países con amplias capacidades para cerrar brecha pero que, sin embargo, cuentan con relativamente poco peso económico, lo que los ubica en sitios bajos en el ranking. En el informe se presta mucha atención a estos mercados porque, dada su convergencia, representan una fuente futura de potencial asegurador. Por ejemplo, hay cuatro países (Egipto, Pakistán, Nigeria y Filipinas) que, en el segmento de Vida, podrían disputarse en los próximos años los puestos del top-10 que actualmente ostentan otros mercados emergentes. A su vez, se identifican dentro del ramo de No Vida a Pakistán, Egipto, Bangladesh, Nigeria y Filipinas como países con enormes capacidades para recortar brecha de aseguramiento nacional que, de crecer en tamaño, podrían llegar a adelantar en el largo plazo en el índice de potencial a otros mercados emergentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.