Cozumel: descubre los tesoros de la isla. Revista Fortuna

La isla de Cozumel es el primer lugar de todo México en recibir los primeros rayos del sol, ven y descubre los tesoros de la isla. En todo el litoral de la isla se puede encontrar playas de blanca arena y el mar color turquesa de gran belleza. Existen zonas hoteleras como Playa Norte y la Zona Sur y se cuenta con varios balnearios diseminados en el litoral.

Playas blancas

Este sistema de arrecifes mesoamericano abarca veintidós kilómetros que se extienden en sus blancas playas que la enmarcan, pero no son lo único que te hará enamorarte de la isla. Gracias a su gran biodiversidad marina es considerado un lugar ideal para practicar buceo, los grandes bancos de coral que forman jardines submarinos vivos son el hogar de una rica y variada fauna marina.

Además de ofrecer paisajes de ensueño, cuenta con una amplia variedad de actividades ecoturísticas como: tirolesas, rapel, kitesurf, windsurf, surf, nado con delfines, snorkel, pesca, golf, paseos en motocicletas, bicicletas, canoas, kayaks. Lugares como el Parque Nacional Chankanaab, la zona Arqueológica de San Gervasio o el submarino Atlantis (que te llevará por las entrañas del mar) son algunas de las cosas que harán volver a Cozumel. 

Sumérgete en las cristalinas aguas del caribe para descubrir la segunda barrera coralina más grande del mundo, el Gran Arrecife Mesoamericano, una de las más espectaculares áreas del mundo para bucear.

Sus arrecifes

Cozumel: descubre los tesoros de la isla. Revista Fortuna

Bucea en siete distintos arrecifes. Recorre el arrecife del Paraíso y disfruta el brillo de los peces de colores que se arremolinan junto a ti, o atrévete a sumergirte durante la noche para descubrir las nuevas formas que toma el mismo espacio en otro momento que llega diario y sin tregua.

Conoce el Yucab, uno de los arrecifes más largos del continente, y luego desciende en San Francisco. Visita a las tortugas en el arrecife de Santa Rosa. Palancar no puede faltar, es uno de los arrecifes de coral más espectaculares del Caribe. Termina con Maracaibo y Barracudas, los más extremos con fuertes corrientes y un acceso más complicado.

Cultiva tu sensibilidad en un buceo libre por la laguna de Chankanaab donde hay barcos hundidos y está el Cristo de Cozumel, que atrae grandes grupos de peces que se agitan con el paso de las mantarrayas y las tortugas. Sorpréndete con lo que hay debajo del agua. Recurre al esnórquel o toma un curso para poder sumergirte hasta donde tú prefieras. Cozumel cuenta con múltiples proveedores de servicios que hacen tu experiencia segura e inolvidable.

Conoce el malecón

Camina por el malecón disfrutando de las hermosas esculturas y miradores, de la risa de los niños y el andar romántico de las parejas que pasean de la mano reflejando la dulzura del azul turquesa del Caribe que se expande hacia el otro lado del mundo. Detente frente al Monumento del Buzo que representa la emblemática y asombrosa vida submarina que conquista los sentidos de quienes se atreven a explorarla cargando su tanque de oxígeno para sobrevivir en las profundidades.

Descubre la plaza central

Recorre la plaza central y reúnete con los vecinos que pasean en las tardes con una nieve en una mano. Siéntate en una banca bajo las estiradas palmeras y los flamboyanes que te regalan el anaranjado de sus flores y el verde fresco de sus hojas como marco de los edificios históricos hacia un lado, y el mar Caribe hacia el otro. Mójate en la fuente de piso y ve a los chicos saltar, jugar y reír entre los cantarines chorros que surgen.

Disfruta del arte y la gastronomía

Explora las tiendas y galerías que ofrecen las creaciones artísticas de los cozumeleños y de artistas de todo el país, y lleva a tu casa un recuerdo que dibuje una sonrisa en tu cara cuando recuerdes tu visita a la isla. Elige un restaurante que te apapache y te ofrezca comida del mar que te circunda o de la tierra en que caminas.

Explora las zonas arqueológicas de Cozumel

Cozumel: descubre los tesoros de la isla. Revista Fortuna

Según la leyenda, Cozumel era el hogar de la Diosa Ixchel, diosa del amor y la fertilidad. Se construyeron templos para adorarla y, en agradecimiento, ella envió a su ave favorita, la golondrina, de donde Cozumel obtiene su nombre, que significa tierra de golondrinas.

Descubre las ruinas mayas de San Gervasio que se sostienen sobre el manto de agua dulce más grande y permanente de la isla, gracias al cual los antiguos habitantes sobrevivieron sin penurias. El sitio fue parte de la extensa red comercial de la región y muestra la integración de los habitantes con la naturaleza. Camina por los senderos blancos que comunican los distintos conjuntos arquitectónicos del territorio que desde hace siglos recogen las pisadas de los peregrinos. Visita también las ruinas de El Cedral, el sito sagrado que representa el primer asentamiento maya en la isla.

El santuario de Ixchel

Si eres mujer sé parte de la leyenda, visita el Santuario de Ixchel y conéctate con la naturaleza y con la diosa que llevas dentro; concéntrate en convocar los dones del amor y la fertilidad que traerán paz, felicidad y prosperidad a tu vida.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.