Cámara Samsung WiFi: Compartir imágenes y videos en tiempo real ya traspasó las barreras de la telefonía móvil y ahora llega a las cámaras fotográficas.

Fue en 2005 cuando Kodak lanzó  al mercado la primera cámara digital con posibilidades de realizar conexiones WiFi. Unos años después, marcas como Nikon, Canon y Sony se unieron a la carrera de lo que ahora es la llamada nueva generación en gadgets de este tipo. Sin embargo, hace cinco años el mercado de internet a nivel mundial –y en México- no estaba tan desarrollado ni la utilización de redes sociales era tan popular como lo es hoy.

La japonesa Samsung llega a México con las nuevas cámaras ST5000 y ST5500, a un mercado de 30.6 millones de internautas, de los cuales 34% -unos 10.4 millones- ya utilizan internet para subir videos o fotos en un sitio para compartirlos, según datos de la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI).

Además, a principios de 2010 -informa el ITESM y el World Internet Project- se registró un aumento al acceso a redes sociales en México: de 32% en 2009 a 55% en 2010.

Esto significa que Samsung llega a nuestro país con una posibilidad de mercado mucho más  grande y con el reto de mejorar la tecnología que sus competidores, hasta hace apenas cinco años, se atrevieron a implementar.

La ST5000 y la ST5500 buscan redefinir la tecnología fotográfica y la forma para descargar imágenes y videos de manera más eficaz y sencilla. El plus es que ahora los usuarios podrán interactuar entre ellos en sus cámaras, ya que estos dispositivos tienen la posibilidad de encontrar a otros usuarios que desde sus propios equipos navegan en la web, comparten información y se divierten viendo las creaciones propias y las ajenas.

Subir las fotografías y videos a Facebook y a YouTube en cuestión de segundos desde el mismo equipo con que fueron tomadas ya no es un sueño. Si bien esto ya era posible con los smartphones, ahora lo es con unos dispositivos diseñados específicamente para la toma de fotos y con una calidad de 14.2 megapixeles, que normalmente sólo está incluida en cámaras de mayor volumen y más profesionales.

Además, sus lentes ofrecen un zoom óptico de 7x para tener imágenes más nítidas en tan sólo un disparo. Para ayudar a reducir la neblina y lo borroso de las fotos, los lentes están hechos con la tecnología Dual de Estabilización de Samsung.

Otra de las ventajas de estas cámaras es que son “inteligentes”, ya que poseen la capacidad de tomar una escena tecnológica, es decir, sabrán reconocer los elementos que congenian en los paisajes y alrededores de donde usted tome sus fotos, con el objetivo de producir la mejor toma posible.

Las cámaras incluyen conexión Bluetooth 2.0, WiFi y DNLA, tecnología que permite a varios usuarios estar conectados dentro de los mismos equipos sin necesidad de configuraciones complejas.

En cuestión de diseño, los lentes y los botones se encuentran sobre una plataforma plana y, como lo dicta la moda, son totalmente touchscreen. De acuerdo con los creativos, el diseño delgado, angular y ergonómico de las nuevas cámaras Samsung está inspirado en los trabajos de Leonardo Da Vinci.

La ST5000 y ST5500 vienen en tres colores disponibles: negro, gris y naranja terracota, para confirmar que además de ser un gadget revolucionario, también tiene mucho estilo.

En México, Samsung lanzó  estas cámaras en marzo pasado y ya están disponibles en tiendas departamentales y electrónicas a un precio aproximado de $6,500 pesos.