“Los CKDs reactivaron las colocaciones en Bolsa”


Para el Presidente de la Bolsa Mexicana de Valores, Luis Téllez, el mercado de valores presenta este 2010 una gran posibilidad de crecimiento luego de que las autoridades de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) cambiaron las reglas de inversión para que este sector institucional, que no estaba participando por completo en el mercado de valores, aumentara su presencia. Téllez hizo referencia a las modificaciones para que las Afores puedan participar directamente en acciones y no sólo a través de índices, lo que tendrá que impulsar la participación de los recursos locales en Ofertas Públicas Iniciales (OPI´s).

Ahora las colocaciones primarias, refirió, se están colocando en un 60% en el extranjero y 40% en México, situación que contrasta positivamente con el 70% que se vendía a inversionistas foráneos ante la escasa posibilidad de aumentar la participación de accionistas locales. “Esto está generando un mayor interés de fondos extranjeros porque saben que sus títulos tendrán una mayor liquidez”.

Si bien el mercado mexicano de valores – dados los factores exógenos y algunas limitaciones internas – no presentaría un boom de colocaciones como los que ha vivido Brasil que llegó a registrar más de 150 emisiones al año, sí experimenta una buena etapa gracias a los cambios regulatorios para incentivar la participación de inversionistas institucionales. En el sector financiero no bancario, de esta forma, se presenta una mayor liquidez gracias a la participación más agresiva y decidida de las Afores, lo que aliviaría de alguna forma el bajo nivel de crédito que registra la economía. El mercado de valores también se vio beneficiado por la significativa entrada de capitales que se presentó durante los primeros meses del año ante el apetito de mayores rendimientos por parte de inversionistas provenientes de mercados desarrollados en donde las tasas de interés se ubican en niveles históricamente bajos.

Además, Téllez confía en la reactivación del mercado de derivados gracias a la asociación con el Chicago Mercantile Exchange. Así sucedió en Brasil cuando el CME firmó un acuerdo con el Bovespa para operar en ese mercado, lo que generó un crecimiento exponencial.

En un lugar especial se colocan los CKDs que, hasta ahora, acumulan colocaciones por más de 2,000 millones de dólares pero que ofrecen, a juicio de Téllez, un instrumento de capital accionario con una mayor flexibilidad para financiar proyectos en sectores estratégicos como sucedió en Alberta, Canadá, cuando instrumentos de este tipo financiaron las exploraciones y explotación de pozos petroleros.

En una reunión con ex alumnos del Instituto de Empresa de Madrid antes de que los mercados europeos se vieran colapsados por la crisis de Grecia, Téllez dijo “Yo creo que se colocarán unos diez instrumentos adicionales de largo plazo (CKDs), si bien tienen poca liquidez para Bolsa ha sido un momento interesante en el cual se reactivaron las colocaciones en bolsa.

Para el Presidente de la BMV, el esquema que puso en marcha el fondo Mcguire confirmó las bondades del instrumento para integrar fondos de diferentes fuentes –nacionales, internacionales – y por supuesto recursos propios, lo que le dio solidez y credibilidad al proyecto de infraestructura que promueven.