El mercado de litio y sus implicaciones en México: Banco Base

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 58 segundos

Apenas el lunes de esta semana, la Cámara de Diputados, en concreto el partido en el gobierno, Morena, y organizaciones políticas aliadas, aprobaron la reforma a la Ley Minera, una iniciativa enviada por el presidente Andrés Manuel López Obrador y cuyo eje central es la nacionalización del litio. Sin requerir de una mayoría absoluta, se espera que el Senado también la respalde.

Banco Base:

El precio del litio ha ido en aumento desde el 2021 ante el incremento en la demanda de metales para la producción de baterías.

De acuerdo con datos de Fastmarkets, el precio del hidróxido de litio se ha incrementado en 157.85% en lo que va del año. Al igual que el resto de los commodities industriales, la presión al alza para el precio del litio inició con la mayor demanda ante la reapertura económica y el inicio de la revolución industrial verde.

El litio para la industria se alea con diferentes tipos de metales para diferentes funciones, entre ellas la producción de baterías.

(Otros) Ejemplos:

1) el litio se alea con aluminio y se utiliza en aviones, trenes de alta velocidad y cuadros de bicicleta.

2) el magnesio-litio se utiliza para el blindaje, 3) el óxido de litio se utiliza en vidrios especiales, 4) el cloruro de litio, en sistemas de aire acondicionado y secado industrial, 5) el estearato de litio se utiliza como lubricante multiuso, 6) el carbonato de litio se utiliza en fármacos y, 7) el hidruro de litio se utiliza como medio de almacenamiento de hidrógeno para su uso como combustible.

Limitantes

A nivel global, actualmente no hay suficiente capacidad de recursos primarios de litio en desarrollo para satisfacer la demanda prevista para 2030, de 2 millones de toneladas métricas.

De estas, es probable que 1.6 millones de toneladas métricas sea la demanda mundial de litio de alta pureza para baterías.

De acuerdo con Bloomberg, México está actualmente en el lugar número 22 en la cadena de suministros de baterías de iones de litio. Si bien México tiene una amplia cantidad de materias primas y acceso directo al mercado estadounidense, la poca infraestructura y la escasa emisión de la red eléctrica son un problema para el mercado mexicano en la industria del litio.

Adicionalmente, el país no tiene producción de productos químicos para baterías.

A nivel mundial se estima que las principales reservas de litio se encuentran en: Bolivia (21 millones de tonelada), Argentina (19.3 millones de toneladas), Chile (9.6 millones de toneladas), Estados Unidos (6.8 millones de toneladas), Australia, (6.4 millones de toneladas), China (5.1 millones de toneladas), Canadá (2.9 millones de toneladas), Alemania (2.7 millones de toneladas) y México (1.7 millones de toneladas).

Bajo este contexto, se habla de la nacionalización del litio en México, en donde el presidente propuso a la Cámara de Diputados reformar los artículos 1, 5, 9 y 10 de la actual ley minera, reglamentaria del artículo 27 de la Constitución federal.

Sin embargo, el litio es un recurso natural, los cuales de acuerdo con la Constitución ya son considerados de la nación, por lo que realmente lo que busca el gobierno es su estatización.

FastTrack y realidad

La iniciativa, que ya fue aprobada en lo general, propone que la exploración, explotación y aprovechamiento del litio quede a cargo de un organismo público descentralizado, por lo que no se otorgarán concesiones, licencias, contratos, permisos, asignaciones o autorizaciones en la materia.

Asimismo, se reconocerá como patrimonio de la nación y su exploración, explotación y aprovechamiento se reservarán para el beneficio del pueblo de México.

Tras la aprobación en lo general de la iniciativa, falta la discusión y votación de las reservas para después ser turnada al Senado, en donde deberá ser discutida y votada.

Para poner en marcha la estatización de un recurso natural, habría que contemplar recursos del sector público en el presupuesto de la federación, principalmente para infraestructura, lo que actualmente no se tiene contemplado.

Cabe mencionar que, las finanzas públicas del país están siendo constantemente presionadas debido a la constante ayuda a Pemex y es probable que los ingresos tributarios no alcancen lo presupuestado, debido a que el crecimiento económico proyectado por la Secretaría de Hacienda es muy alto en comparación con las expectativas del mercado.

Debido a que la explotación del metal se reservará al gobierno, de no invertirse lo suficiente, el desarrollo del mercado de litio podría ser limitado.

México no tiene capacidad de fabricación de células o componentes ni de reciclaje.

Estatizar el litio puede implicar un elevado costo de oportunidad para las empresas del sector privado que pudieran invertir, presionado a su vez a las finanzas públicas.

Asimismo, se le tendría que quitar la concesión al yacimiento de litio en Bacadéhuachi, Sonora, al ser la única mina de explotación privada de México en manos de una empresa china.

Esta minera es de capital chino e inglés, y 50% de su producción es para proveer a Tesla.

La mina tiene una reserva probable de 243 millones de toneladas de minerales. Se espera que el precio del litio continúe en aumento, ante un incremento esperado en la demanda, sobre todo para la producción de vehículos eléctricos, comerciales y de pasajeros, y los autobuses eléctricos, así como para la electrónica de consumo y el almacenamiento estacionario de energía.

 

También te puede intreesar. Entre abril y junio, México tendría vacunas anti Covid-19 para niños de 5 a 11 años

Artículo anteriorHuawei y Killer Quake ‘inNOVAn’
Artículo siguienteFuncionario de la FED estima dos alzas más de 50 puntos en tasa interés EU

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí