Ucrania y Rusia: ¿Cuál es el propósito de la guerra?

Tiempo de lectura aprox: 3 minutos, 6 segundos

Al desestabilizar Ucrania, el régimen de Vladimir Putin busca provocar que el modelo de democracia en este país se observe como algo inviable, pertrechar sus fronteras y avanzar para que Rusia recobre parte de su influencia en esa zona de Europa del Este , de acuerdo con medios estadounidenses que analizan las consecuencias del bloqueo económico y diplomático a Rusia.

Este jueves, los representantes de ambos gobiernos se reunirán de nueva cuenta para buscar un alto al fuego que está destruyendo infraestructura y sedes políticas de Ucrania, mientras el gobierno de ese país refrendó su intención de ser parte de la Unión Europea y de la OTAN.

De acuerdo con información publicada en The Atlantic, Rusia se preparó para llevar a cabo este movimiento desde 2014, con una acumulación de reservas compuesta por 630,000 millones de dólares; 132,000 millones de euros; 132,000 millones en oro, lo que representa 17 meses de ingresos en exportaciones. Sin embargo, Rusia podría enfrentar complicaciones debido a las sanciones que se agudizan conforme avanza la confrontación.

La Comisión Europea anunció que el Banco Central Europeo desplegará su arma financiera más poderosa contra la agresión rusa, mientras que el secretario de Estado, Antony Blinken, anunció que la Reserva Federal impondrá sus propias sanciones al banco central ruso.

Por otra parte, The Atlantic indicó que Estados Unidos, Europa y Canadá acordaron impedir a los principales bancos rusos su acceso al sistema de comunicaciones interbancario internacional (SWIFT), al mismo tiempo que incorporaron medidas restrictivas al banco central ruso con el objetivo de prevenir que haga uso de sus reservas internacionales. Con ello, un corte parcial del sistema SWIFT golpeó a Rusia.

Pero ¿en qué consiste este sistema? SWIFT no es un banco, ni exactamente un sistema de pagos, sino una tecnología de mensajería con sede en Bélgica, a través de la cual los bancos pueden comunicarse entre sí de forma segura, lo que permite una transmisión electrónica de fondos fiable. En síntesis, SWIFT hace posible que el dinero se mueva a donde se supone que debe ir.

Sin ayuda, y tratándose de un país que importa casi todo lo que necesita para su producción interna, Rusia podría optar por vender parte del oro de sus reservas; sin embargo, ¿quién podría aceptar dicho trato? Sólo un cliente es lo suficientemente rico como para tomar oro significativo de una nación sancionada como Rusia: China.

Aunque parece ser una opción viable, el medio aclaró que es incierto si China estaría de acuerdo en tomar el oro, y de ser así, si no exigiría un descuento grande por ayudar a una Rusia sancionada. Sumado a ello, The Atlantic añadió que debe tomarse en cuenta el método de transacción —una tonelada de oro vale cerca de 61 millones de dólares, por lo que 139,000 millones pesarían aproximadamente 2.290 toneladas métricas—, o si es que China se contentaría con tomar posesión legal del oro y dejar el metal dentro de una bóveda rusa. Para que esto pueda llevarse a cabo, se requeriría una empresa logística y de seguridad para cargar, mover, descargar y asegurar el oro para un viaje en tren a través de Siberia.

Pero la perspectiva todavía no está completa; Según comunicaron, Rusia ya tiene 84,000 millones de dólares en activos denominados en renminbi chino. Pero si los activos denominados en la moneda china fueran de utilidad real para Rusia, el país no necesitaría vender el oro a China en primer lugar. Las reservas de renminbi de Rusia, apuntó The Atlantic, pueden ser utilizadas para comprar insumos de China, aunque eso no resolvería el verdadero problema, el cual no se trata de comprar artículos específicos de lugares específicos, sino sostener el rublo como una moneda que requiere la confianza del propio pueblo de Rusia.

El medio destacó que las sanciones hacia Rusia por parte del occidente tienen como objetivo que el país modifique su comportamiento bélico, más no aplastar su economía. En ese sentido, el arma del banco central es tan fuerte que podría provocar a Putin en una agresión más feroz como una última apuesta desesperada.

Los bancos occidentales no necesitan congelar las cuentas del banco central ruso por completo, añadió The Atlantic pues tal vez existe una manera de utilizar las sanciones —como arma— del banco central de manera gradual. Podrían poner al banco central ruso en una asignación, ciertos miles de millones al mes. Eso mantendría a Rusia cojeando, afirmó el medio, pero bajo severa restricción-asfixia en lugar de estrangulamiento repentino.

Del mismo modo, señaló que Occidente no podía impedir que el presidente de Rusia gastara divisas en su guerra o favoreciera a sus compañeros en la distribución de divisas, pero la moderación podría hacer que el costo de las decisiones de Putin fuera rápidamente visible para todos los sectores de poder en la sociedad rusa. “No es el golpe completo, pero podría doler lo suficiente, y por supuesto, el golpe completo podría aplicarse más tarde”, afirmó The Atlantic.

¿Por qué Ucrania?

La importancia de Ucrania radica, señaló The Atlantic, en ser vista como símbolo del imperio soviético perdido, pues se trataba de la segunda república soviética más poblada y con más recursos naturales, aquella que tenía los vínculos culturales más profundos con Rusia.

“Putin lanzó su guerra contra Ucrania en parte para afirmar el estatus de gran potencia de Rusia, una guerra para hacer a Rusia grande de nuevo”, según The Atlantic.

 

También te puede interesar:Empresas mexicanas deben producir insumos intermedios que requiere EUA para mediar el conflicto actual: IDIC

Artículo anteriorIncremento a salarios mínimos impulsa ingreso de 5.84 millones de trabajadores
Artículo siguienteSolicitudes de desempleo EU reportan su menor nivel en el año

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí