El IMCO critica la estrategia de la SEP para la evaluación de los alumnos en el regreso a clases

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 38 segundos

De acuerdo con el organismo, la SEP transfirió a los docentes y a las escuelas la responsabilidad de diagnosticar a los alumnos, lo que impedirá diseñar políticas públicas basadas en evidencias.

El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) criticó que, en el regreso a clases presenciales programado para el próximo lunes 30 de agosto, los profesores podrán elegir la forma de evaluar a sus alumnos lo que impedirá tener diagnósticos comparables y diseñar políticas públicas basadas en evidencia.

En un estudio, el organismo recordó que México abrirá las escuelas después de 53 semanas de suspensión de clases presenciales, uno de los periodos más largos en comparación con otros países.

El cierre de actividades, advirtió, provocó un rezago educativo que equivale a, por lo menos, 1.8 años de escolaridad según el Banco Mundial. No obstante, el nuevo ciclo escolar abre una oportunidad para medir y entender el retraso académico que sufrieron los estudiantes.

Un diagnóstico preciso añadió— es la brújula que tanto los docentes como los tomadores de decisiones necesitan para lograr que los alumnos recuperen los aprendizajes perdidos por la pandemia, y que son esenciales para continuar con su desarrollo y, en un futuro, convertirse en trabajadores competitivos.

Sin embargo, advirtió, México optó por un modelo en el que cada maestro prepara materiales y los aplica en su salón para mejorar su propio proceso de enseñanza-aprendizaje. Con ello, la SEP transfirió a los docentes y a las escuelas la responsabilidad de diagnosticar a los alumnos.

Según el IMCO, faltan recursos para acompañar a los docentes en el proceso de diagnóstico y remediación, capacitación, mediciones de habilidades socioemocionales y guías más detalladas para aprovechar los resultados.

Los hallazgos de los maestros no podrán ser comparables y no podrán ser utilizados como evidencia para la toma de decisiones a nivel nacional. Además, la evaluación solo se contempla al principio del ciclo escolar, por lo que no será posible monitorear el impacto de las acciones de remediación y crear ciclos de mejora al ajustarlas si fuera necesario.

Aunque el plan de la Secretaría de Educación Pública puede ser un arranque para un primer diagnóstico, el IMCO consideró que México debería de definir una nueva fecha para la evaluación del Plan Nacional de Evaluación de Aprendizajes (Planea), de la cual no hay certeza sobre su aplicación.

Además, propuso usar este ciclo escolar como un periodo extraordinario de recuperación con acciones robustas de diagnóstico y atención académica.Esto implica que, durante el ciclo escolar, las escuelas apliquen evaluaciones más de una vez y que la SEP incremente la capacitación, las herramientas y el seguimiento para acompañar a los docentes en este proceso.

Por Raúl Castro-Lebrija

También te pueden interesar 

 

Artículo anteriorEl desgaste de la comunicación oficial
Artículo siguienteHay que impulsar actividad física y mejorar educación alimentaria de padres y estudiantes: LabDO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí