Denuncia BBVA reglas discriminatorias y obstáculos a la competencia en favor de Pemex

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 33 segundos

BBVA Research renuncio que las recienten medidas aprobadas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y el Servicio de Administración Tributaria (SAT) para el mercado de hidrocarburos son discriminatorias, obstaculizan la competencia y solo buscan beneficiar a Petróleos Mexicanos (Pemex).

En un estudio difundido este lunes, BBVA Research recordó que el pasado 11 de junio, la SHCP decidió modificar las Reglas Generales de Comercio Exterior, lo que restringe a las empresas privadas la entrada o salida de mercancías por un punto o puerto distinto al autorizado previamente.

Las empresas productivas del Estado como Pemexson las únicas que pueden recibir autorización para importar desde cualquier punto. Entre las mercancías afectadas por estas medidas se encuentran hidrocarburos y productos petrolíferos, detalló.

Un mes después, el 19 de julio, el SAT y la Secretaría de Energía suspendieron a 82 empresas del Padrón de Importadores y Exportadores, bajo el argumento de faltas administrativas. El argumento era combatir la evasión y la ilusión fiscal, aunque nunca se comprobó que alguna de las compañías incurriera en esa actividad.

Las empresas privadas detalla el estudioaumentaron su participación en el mercado de importación de petrolíferos alcanzando los 450,000 barriles diarios para el 1T21, representando el 46.24% del mercado de importación.

Sin embargo, la medida tomada por SHCP representa un trato discriminatorio a las empresas privadas con efectos contrarios a la competencia al generar incertidumbre en las inversiones (ya que implica un cambio en las reglas del juego ex- post) , reducir las posibilidades de competir en el mercado y otorgar ventajas exclusivas a Pemex.

Limitar la capacidad de las empresas privadas para decidir el punto de importación más eficiente afecta al proceso de competencia ya que eleva artificialmente los costos para abastecer su red de estaciones de servicio y atender a clientes de otros sectores industriales, consideró.

Esto, además, podría ser violatorio del T-MEC. La medida afecta las inversiones de empresas extranjeras e inhibe la libre competencia a favor de las empresas estatales, al dejar en desventaja a dichas empresas.

De forma similar, la medida del SAT reduce el número de agentes participantes en el padrón de importaciones y exportaciones desviando la demanda a las empresas restantes en el mercado. Y nuevamente, Pemex queda en una posición favorable frente a las empresas privadas competidoras.

En materia de precios y consumo, los costos adicionales que provocarán las medidas deberán ser absorbidos tanto por las empresas privadas como por los consumidores, reflejándose en precios más altos, afectando no sólo a los propietarios de automóviles, sino a la totalidad de la cadena de suministro y con ello a los precios generales de la economía, concluye BBVA Research.

Por Raúl Castro-Lebrija

También te pueden interesa 

Artículo anteriorPayPal lanza servicio de criptomonedas en Reino Unido
Artículo siguienteTequisquiapan será sede de torneo internacional de golf; van por el mercado asiático

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí