Los consumidores mexicanos han comenzado a percibir el impacto que tiene la evolución a una banca digital, así como en otros servicios financieros.

De acuerdo con una encuesta realizada por la compañía de software bancario Temenos, acerca de cómo los consumidores mexicanos perciben los servicios financieros, encontró que 64 por ciento de los mexicanos cree que el futuro de la banca es una sociedad libre de efectivo donde se utilizarán métodos alternativos de pago como teléfonos portátiles e inteligentes.

La empresa Temenos, a través de la firma de investigación Toluna realizó el estudio que arrojó resultados que permiten conocer las percepciones y expectativas de los mexicanos con respecto a la banca digital. Estos resultados fueron analizados luego de encuestar a una muestra de 400 consumidores.

Durante la conferencia Digital to the Core-México organizada por Temenos, Enrique Ramos O´Reilly, director regional para América Latina y el Caribe, dijo que los bancos digitales requieren de tecnología ampliable para hacer frente a los crecientes costos de las operaciones y plataformas bancarias.

Más aún, agregó, necesitan tecnología que les dé las facultades necesarias para hacer frente a riesgos como interrupciones del servicio, desaparición de intermediarios y la comercialización de los servicios.

Agregó que el sector bancario y financiero necesitan utilizar todos los cambios tecnológicos para su propia ventaja y, atender a sus clientes donde quiera que estos se encuentren, ya sea en una sucursal bancaria o desde sus teléfonos inteligentes.

“Un dato fascinante de esta investigación es que, aunque menos del 63 por ciento de los encuestados, conocen cómo funciona esta nueva tecnología, casi todos reconocen que es necesaria para generar oportunidades de negocio e impulsar el crecimiento económico del país, señaló Ramos O´Reilly.

De acuerdo con investigaciones previas realizadas por la firma Temenos, nueve de cada 10 personas que viven en economías emergentes carecen de un lugar seguro para guardar sus ahorros, así como de una fuente de crédito.

La tecnología moderna de sistemas bancarios centralizados y el software como servicio (SaaS, por sus siglas en inglés), basan su plataforma en la nube, ayudan a resolver estas situaciones.

Soluciones como el T24 Core Banking desarrollado por Temenos, que está sincronizado con la nube, también facilita que pequeñas instituciones financieras tengan acceso a la misma tecnología que utilizan los mayores y más modernos bancos de todo el mundo.

Sin embargo, a pesar de que tres de cada cuatro mexicanos encuestados no comprendieron en su totalidad de qué manera funcionan estas nuevas tecnologías, sí confirmaron sentirse seguros con respecto a la bancarización digital en los establecimientos comerciales.

“La confianza en la tecnología fue el tema central de la recién aprobada Ley Fintech, el mes pasado en la Cámara de Diputados.

El propósito de esta ley es regular el sector de tecnología financiera, así como a su rápido crecimiento, prevenir el lavado de dinero y promover la estabilidad financiera a través de la tecnología”, concluyó el directivo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.