Por Roberto González*

En nuestra vida en general, estamos inmersos en un mundo vertiginoso con poco espacio para detenernos a pensar qué estamos haciendo bien y que nos detiene a seguir creciendo como personas y profesionales.

roberto-300

En muchas ocasiones los eventos o acciones que pasan por nuestra vida  mueve nuestro andar dándole movimientos a la dirección de nuestro camino y por ende altera nuestros objetivos finales. Inmediatamente aparecen callejones sin salida, muros enormes que brincar o más problemas de los que uno aparentemente no esperaba.  Con dichos obstáculos aparece la frustración y enojo total. Y frases como “¿Qué estuvo mal?” o “¿qué hice mal?” nos detienen a seguir, mostrando nuestro camino mas oscuro de lo que en realidad es.

Un mentor, es la persona que tú admires por su trayectoria y experiencia. Si bien es muy cierto el dicho “los toros se ven mejor desde la barrera” un mentor con todo lo que ha vivido sabrá darte el mejor consejo para tu camino profesional y tu empresa.

Aquí te enlisto 10 razones por la cual debemos de tener un mentor en todo momento:

  1. Necesitas un buen ejemplo. Una persona respetable siempre será un buen ejemplo a seguir, no solo en el aspecto profesional, te ayudará a ver mejor la vida.
  2. Necesitas alguien que crea en ti y te empuje a seguir en el camino. En general debe tener una conexión emocional contigo, debe tener la misma emoción de verte triunfar.
  3. Necesitas tener una visión más amplia de lo que estas haciendo. Dicho experto ya pasó por donde tú vas, y tiene muchos aprendizajes que compartir contigo.
  4. Necesitas que te exija resultados. Esta persona está interesada y preguntará como va tu camino, hacia dónde vas y cómo cuidar el mismo.
  5. Necesitas que constantemente te reten y desafíen. Una persona que le interesas estará forzándote a crecer y buscar mejoras continuas.
  6. Necesitas que te ayude a crear tu modelo exitoso en tiempo y forma. Todos soñamos, pero necesitamos que alguien nos ayude a bajar las ideas a la realidad.
  7. Necesitas que te ayude a tomar fuertes decisiones. Por su experiencia y la visión que tiene de ti, te ayudará a definir ajustes a tu rumbo y decisiones que muchas veces no podemos tomar solos, por miedo al fracaso.
  8. Necesitas que paso a paso te ayude a enfocarte. El día a día es el peor enemigo de la estrategia, con pequeños pendientes o alteraciones pequeñas en el rumbo, perdemos el foco de lo que buscamos.
  9. Necesitas que alguien más vea los pequeños puntos que hacen la diferencia. En nuestro día a día perdemos la eficacia de revisar todo y perdemos detalles que alguien “afuera” si los ve y pueden convertirse en un verdadero valor de nuestro trabajo.
  10. Comparte contigo éxitos, problemas y el camino. Siempre se agradece compartir, platicar, etcétera, sobre todo los problemas, encontrar soluciones juntos y planes de acción valoradas por varios con un mismo fin: el éxito.

Un mentor, no necesariamente debe ser una figura pública, como lo he mencionado anteriormente, es una persona a la cual admiramos por su trayectoria y es empática a nosotros.

Perdamos esa reacción negativa de contarle a alguien más lo que hacemos y perdamos los prejuicios de saber que necesitamos apoyo. En varias ocasiones he escuchado “no quiero ser una copia de él”, créanme que no es así, al contrario, lo importante es tomar lo mejor de esa persona y adaptarlo a nuestra personalidad. Veremos que creceremos más de lo que pensamos y menos tiempo de lo planeado.

Al final de todo, los grandes personajes, aprendieron de otros grandes personajes construyendo su propia y verdadera imagen exitosa.

Y ¿tu? ¿Cómo construyes tu imagen?

*Advisory Board Member in Gravity3

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here