Jerome Seignon es un gran entusiasta de la champaña. Como director general de Moët Hennessy México ha liderado el posicionamiento de la bebida espirituosa en el mercado mexicano y ha abierto nuevos canales, logrando que llegue a más comensales y que el consumo aumente un 10 por ciento al año.

1.-MarisolRuedaF138

Seignon también ha logrado introducir la champaña en el extenso mundo de la gastronomía mexicana. De esos temas nos habla en esta entrevista.

¿Cuáles son los principales ejes que han impulsado el crecimiento del consumo de champaña en México?

Un eje muy grande ha sido el consumo por copeo, porque tiene muchas características. No quiere decir que es un consumo individual, quiere decir que permite acercar el producto a los consumidores de una manera más fácil. En algunas ocasiones podemos tener todo el ritual del servicio de la botella (la apertura, el pop del corcho) y en otros, algo un poco más simple y más discreto, con una sola copa.

Nuestros clientes nos han comentado que si bien están felices con ese grado mayor de discreción, también les gusta mucho que la marca Moët sea visible en su mesa, así que estamos relanzando un ritual que es muy similar en cantidad y en precio porque es con la botella mini Moët. La idea es un poco la combinación de las dos cosas: porque en cantidad y en precio es igual al copeo y sigo llevándote a tu mesa una botella de Moët y la marca está presente en tu mesa.

¿Cómo se han insertado al gran momento que vive la gastronomía mexicana?

 Hace muchos años que trabajamos con gran complicidad y preciso entendimiento con los chefs mexicanos, a tal grado que todos ofrecen champaña por copeo. Más que armonía, la champaña y la gastronomía mexicana se van elevando entre sí. La champaña realza la riqueza que existe en la gastronomía mexicana, esos sabores únicos, la mezcla de dos dimensiones en términos de textura y sabor, de dulce, salado y picante. Y la gastronomía revela más de la champaña.

En este proceso también hacemos un acompañamiento de los chefs. Cuando hay posibilidad de mandar personas a Francia, siempre invitamos a chefs mexicanos.

Obviamente, estamos acompañando a Enrique Olvera en su aventura en Nueva York (con la reciente apertura de su restaurante Cosme). Hemos acompañado a otros chefs, como Mónica Patiño, Elena Reygadas, Maycoll Calderón, etc. Estamos con ellos, provocamos oportunidades, hay muchísima complicidad, siempre la prioridad es acompañarlos en sus proyectos pero también sumarlos a los nuestros.

 Hablando de champaña y comida mexicana ¿Cuál es tu maridaje preferido?

 Los ceviches con una champaña rosa, el mole negro con una champaña Brut, los chiles en nogada con Nectar Impérial de Moët & Chandon, es alucinante porque ahí está la textura, lo cremoso, un toque de picante y lo dulce, todo eso está en un Nectar Impérial, y romeritos con Nectar Impérial.

 Marisol Rueda

*periodista de gastronomía.

Twitter: @marysolrueda

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here