La economía mexicana creció en el primer trimestre apenas 1%, según informa la Secretaría de Hacienda, quien atribuye la debilidad de ese crecimiento a un menor número de días laborales en el periodo, frente al año anterior y a la desaceleración de la economía estadounidense registrada a finales de 2012, aunque confía en que su repunte reciente se reflejará en los próximos meses.

Al eliminar el factor estacional, el PIB tendrá un incremento a de alrededor de 2.3, señala la SHCP en el Informe sobre la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública que presenta al Congreso.

Al referirse a las finanzas públicas, el informe señala que en el periodo enero-marzo de 2013, se obtuvo un superávit público total de 40.2 mil millones de pesos (mmp); sin considerar la inversión de Pemex el superávit fue de 98.7 mmp.

Los ingresos presupuestarios observaron un ligero descenso de 0.4% en términos reales debido a la reducción de los ingresos petroleros, que se compensó con mayores ingresos tributarios no petroleros y no tributarios del Gobierno Federal.

El gasto total disminuyó 10.4% en términos reales; en su interior destaca el aumento en el gasto destinado a la protección social, que fue de 0.8%, agrega Hacienda.

Al cierre de marzo de 2013, el monto de la deuda neta del sector público federal se ubicó en 33.8% del PIB, en tanto que el saldo histórico de los requerimientos financieros del sector público ascendió a 37.6% del PIB.

Ingresos

De manera adicional, en cuanto a los ingresos, el informe señala que los ingresos petroleros disminuyeron 9.0 por ciento anual en términos reales como resultado de un menor precio de exportación de la mezcla mexicana de petróleo (6.3%) y la apreciación observada del tipo de cambio (7.8%), efectos que se compensaron parcialmente con el mayor precio del gas natural (12.6%) y la mayor plataforma de producción (0.7 por ciento), todos con respecto al mismo periodo del año anterior.

Los ingresos tributarios no petroleros se incrementaron 0.5% en términos reales con respecto al primer trimestre de 2012. Al interior se observan aumentos reales de 11.6 y 3.4% en la recaudación de los impuestos especiales y del sistema renta (ISR-IETU-IDE), en ese orden.

Asimismo, la recaudación del IVA muestra una reducción real de 4.8% que se explica, en parte, por la disminución de las ventas comerciales y a que el programa “Buen Fin” está propiciando el traslado de recaudación de enero a diciembre, lo que reduce el dinamismo de la recaudación del primer trimestre.

Por su parte, los ingresos propios de las entidades de control presupuestario directo distintas de Pemex mostraron una disminución de 1.6% en términos reales lo que se explica, principalmente, por menores ventas de energía eléctrica. Los ingresos no tributarios del Gobierno Federal aumentaron 78.3% real debido a los mayores productos y aprovechamientos.

Los ingresos presupuestarios fueron inferiores en 24 mil 528 millones de pesos (2.7 %), debido al menor nivel que muestran los ingresos petroleros, en 35 mil 788 millones de pesos. Por su parte, los ingresos no petroleros fueron mayores en 11 mil 260 millones de pesos; en tanto que los saldos de los fondos de estabilización al 31 de marzo de 2013 suman 58 mil 904 millones de pesos.

Gasto

En cuanto al apartado del gasto, Hacienda expuso que durante el primer trimestre de 2013 el gasto total del sector público presupuestario ascendió a 854 mil 365 millones de pesos, monto inferior en 10.4% real al ejercido en el mismo periodo del año anterior.

El gasto programable se ubicó en 653 mil 504 millones de pesos nivel inferior en 11% real respecto al primer trimestre de 2012. A su interior, destacan los siguientes aspectos:

Las erogaciones corrientes disminuyeron 11.2% en términos reales, destacando la reducción de los gastos de ayudas y otros gastos de operación que, en conjunto, disminuyeron 29.9% real; la inversión física presupuestaria disminuyó 6.9 % real y la impulsada 9.8%, indica el informe.

Además, los recursos transferidos a las entidades federativas y municipios disminuyeron 8% real, en particular las participaciones fueron inferiores en 6.9% en términos reales.

El costo financiero del sector público fue menor en 9.3% real con respecto a enero-marzo de 2012 como resultado, principalmente, de la disminución en las tasas de interés y la apreciación del tipo de cambio promedio anual.

Deuda

Al cierre del primer trimestre de 2013, el saldo de la deuda neta del Gobierno Federal se ubicó en 4 billones 319 mil 341.7 millones de pesos; de los cuales, 80.9% está constituido por deuda interna y el 19.1% restantes por deuda externa.

El saldo de la deuda interna neta del Gobierno Federal al cierre del primer trimestre de 2013 se ubicó en 3 billones 494 mil 816.5 millones de pesos, monto inferior en 6 mil 255.1 millones de pesos al observado al cierre de 2012. Como porcentaje del PIB, este saldo representa 22.5 por ciento.

Al cierre del primer trimestre de 2013, el saldo de la deuda externa neta del Gobierno Federal se ubicó en 66 mil 720.5 millones de dólares, monto superior en 704 millones de dólares al registrado al cierre de 2012. Como porcentaje del PIB, este saldo representa 5.3 por ciento.

Al cierre del primer trimestre de 2013, el monto de la deuda neta del Sector Público Federal, que incluye la deuda neta del Gobierno Federal, la de los Organismos y Empresas controladas y la de la Banca de Desarrollo, se ubicó en 33.8% del PIB.

La deuda interna como porcentaje del PIB representó 23.9% del producto. En lo que se refiere a la deuda externa neta a PIB, ésta se situó en 9.9%, indicó Hacienda.

Al cierre del primer trimestre de 2013 el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público, indicador que incluye las obligaciones del sector público en su versión más amplia, ascendió a 5 billones 829 mil 308.8 millones de pesos, equivalente a 37.6 por ciento del PIB, monto superior en 0.8 puntos porcentuales al observado al cierre de 2012.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here