En 2003, la multinacional del Internet, Yahoo daba a conocer que incursionaba en el mercado de directorios telefónicos y que lo hacía en sociedad con empresarios mexicanos. Era el boom y la transición de las páginas amarillas y sus ejemplares impresos al mundo de Internet; y Yahoo! –al menos en México– se adelantaba a Google. Una década después, el gigante estadunidense ha sido demandado por desconocer ese acuerdo.

Oficinas Yahoo

Bajo el expediente 1524/2011, en el Juzgado Cuadragésimo Noveno de lo Civil, la multinacional Yahoo Inc. recibió una sentencia que, hasta ahora, la obliga a pagar una indemnización por 2,700 millones de dólares a empresarios mexicanos que habrían invertido más de 500 millones de pesos en el único directorio de páginas amarillas que fugazmente logró competir con la Sección Amarilla de Teléfonos de México.

En 2003, con el nombre de Yahoo! Páginas Útiles se imprimió un directorio cuyo modelo de negocios involucraba búsquedas en Internet a través del sistema de búsqueda de contenidos de la compañía estadunidense.

El primer tiraje de Yahoo! Páginas Útiles en Ciudad de México fue de 800,000 libros en su formato “principal” y 300,000 para la edición móvil. El segundo año, se lanzó también el directorio en Monterrey en formato principal y móvil. En Ciudad de México, en total fueron dos ediciones anuales. La segunda y la tercera fueron de más de 1 millón de ejemplares cada una, más los libros móviles. En Monterrey fueron dos ediciones anuales.

Ideas Interactivas y Worldwide Directories, fundada por empresarios mexicanos, lograron que Teléfonos de México –en línea con las obligaciones de su título de concesión– entregara, previo pago, la base de datos de los mexicanos abonados al servicio telefónico, lo que constituyó un gran avance en la competencia a la Sección Amarilla, gracias a una resolución de la Comisión Federal de Telecomunicaciones en 2002.

Ahora, aunque se trata de una primera instancia, la sentencia condenatoria del proceso mercantil otorgada por el juez Jorge Luis Ramírez Sánchez hizo temblar los títulos de Yahoo Inc. que, ante las disposiciones de la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés), se vio obligada a revelar y reconocer ante sus inversionistas que enfrentaba esa contingencia legal ante el reclamo de dos inversionistas que reclaman daños y perjuicio por la pérdida de una empresa que desarrollaría un directorio telefónico en varios países de América Latina, Europa y Asia.

Los principales países considerados en la demanda son: México, Puerto Rico, Costa Rica, República Dominicana, Panamá, Centroamérica, Japón, Australia, Nueva Zelanda, Corea y Francia, y en Estados Unidos, California.

Ahora, la multinacional estadunidense está obligada por las regulaciones de la SEC a seguir, con transparencia y legalidad, todo el proceso hasta que llegue a la Suprema Corte de Justicia de la Nación.  Ya se encuentra en marcha una investigación de las autoridades bursátiles de Estados Unidos en línea con las disposiciones de la Ley para prevenir actos de corrupción en el extranjero (FCPA, por sus siglas en inglés). Se trata de la misma Ley que ha sancionado a empresas como Sempra Energy, Pfizer o Pillgrams por incurrir en sobornos para lograr contratos en países de América Latina, como México.

En una de las pocas declaraciones que ha realizado sobre el caso, Yahoo Inc. aclaró, sin embargo, que las empresas mexicanas Worldwide Directories e Ideas Interactivas no contaban con los argumentos necesarios para ganar el caso hasta sus últimas instancias, de acuerdo con un comunicado de la empresa enviado precisamente a la SEC y al Nasdaq.

La noticia, no obstante, provocó que en diciembre pasado los títulos de Yahoo! perdieran terreno y se registraran pérdidas por  varios cientos de millones de dólares. En el último año, no obstante, las acciones de Yahoo Inc. en el Nasdaq mantienen una tendencia ascendente al ubicarse en 20 dólares, lo que representa una ganancia de al menos 29.07 por ciento respecto a su cotización de febrero pasado.

JAVIER QUIJANO/EDIFICIO TLATELOLCOEl abogado mexicano Javier Quijano ya está al frente de la defensa de Yahoo! y buscará reponer el juicio al argumentar que la actuación del juez no sólo registró inconsistencias sino que no estaba autorizado para conocer de la causa.

Quijano confirmó a Fortuna, Negocios y Finanzas que participa en la defensa de la multinacional en el caso que involucra a sus subsidiaria Yahoo Hispanic Americas y, por supuesto, a Yahoo México.

Worldwide Directories e Ideas Interactivas demandaron a Yahoo! por responsabilidad civil y contractual, así  como por daño moral ante el incumplimiento de contratos y convenios firmados con Yahoo! en los proyectos de un directorio que salió al mercado como Yahoo Páginas Útiles y cuya negociación inició en abril de 2002, pero que finalmente se firmó en septiembre de ese mismo año.  Ante las autoridades judiciales, los accionistas de Ideas Interactivas y Worldwide Directories exhibieron contratos y convenios firmados por los directivos de Yahoo; sin embargo, la multinacional asegura que fueron falsificados mientras cientos de correos electrónicos entre los ejecutivos de Yahoo! y los empresarios mexicanos,  así como documentos corporativos de ambas compañías avalan meses de negociaciones y aceptación de los acuerdos.

No obstante, el rompimiento del acuerdo con Worldwide Directories se da a partir de que Yahoo! compra dos empresas, una denominada Overture, cuyo modelo de negocios, Búsqueda Local, entraba en conflicto de intereses directo con el de Yahoo! Páginas Útiles. A la par se daba en Latinoamérica la compra de una empresa denominada Terespondo.com cuyo enfoque sería la prestación de servicios de publicidad de búsquedas patrocinadas y en listados (search marketing) –negocio que estaba siendo ya explotado por Worldwide Directories– Páginas Útiles. Yahoo!, en sus alegatos, exhibió –en cambio– un contrato de cancelación, que nunca fue firmado por todas las partes, por lo que –según los abogados de las empresas demandantes–, carece de vida jurídica y por tanto de valor.

El proyecto de Worldwide Directories e Ideas Interactivas no sólo contemplaba al mercado mexicano sino también a Puerto Rico, República Dominicana, Centroamérica, Australia y Japón. Ideas Interactivas, de acuerdo con los documentos del caso, se comprometió y así lo realizó, a pagar a Yahoo al menos 150,000 dólares para cubrir los estudios de factibilidad que avalarían la relación de negocios entre ambas compañías  para desarrollar productos on line y off line en el segmento de anuncios clasificados (Yellow Pages).

Ante el juez que conoció del conflicto y la causa, Ideas Interactivas y sus socios exhibieron el pacto firmado entre Yahoo Inc e Ideas Interactivas, el cual habría sido revisado minuciosamente en California, ciudad sede de la compañía estadunidense.

Una carta de intención del entonces vicepresidente de Yahoo! Latina America, filial de Yahoo! Inc., dirigida a Ideas Interactivas es una de las pruebas presentadas en la que se detalla el desarrollo de un servicio de directorio de páginas amarillas basado en Internet para distribución a través de la plataforma de Yahoo! En ese documento también se presenta la cesión de los derechos de inserción publicitaria para negocios locales y nacionales en Puerto Rico, Costa Rica, República Dominicana y Panamá. Hasta ese nivel llegaron las negociaciones. Fue precisamente el alcance del contrato en varias regiones lo que habría provocado que Yahoo Inc. diera un paso atrás en el acuerdo con los empresarios mexicanos. Fue el apoderado legal de Yahoo, Fernando de Jesús Ramírez Acosta, el directivo que firmó los contratos con los accionistas de Worldwide Directories e Ideas Interactivas, de acuerdo con los documentos presentados ante las autoridades judiciales.

Otro de los directivos de Yahoo! involucrados en la negociación para el desarrollo de los directorios fue Gerardo Linares, quien en 2002 se desempeñaba como director de Desarrollo de Negocios. Linares se ocupó de precisar las condiciones bajo las cuales podría presentarse una alianza estratégica con Yahoo! con sus socios potenciales, como calificó en varios documentos a Ideas Interactivas y a Worldwide Directories. Gerardo Linares también fue el encargado de comunicar a los empresarios mexicanos los lineamientos finales de desarrollo del producto propuesto, así como el modelo de negocios a seguir.

Se acordó, por lo tanto, el desarrollo de un producto con una marca compartida que se hospedaría, preferentemente, en los servidores de Yahoo! Sin embargo, la arquitectura de marca del producto se vigiló cuidadosamente: las marcas “Páginas Útiles” y “Páginas Útiles y Diseño”, se registraron ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) y los derechos eran compartidos.

Ahora, sin embargo, Yahoo! asegura que muchos de los documentos vinculados con estas negociaciones, acuerdos y ejecuciones son falsos y que, por lo tanto, no puede reconocerlos.

(La historia completa aparece en el número 117 de Fortuna, Negocios y Finanzas)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here