Aunque las Sociedades Promotoras de Inversión Bursátil existen desde hace cuatro años, hasta junio de 2010 la primera empresa mediana entró al mercado de valores. Para la colocadora Bulltick Capital Markets, el obstáculo sigue siendo la falta de inversión para que este tipo de figura siga creciendo.

Pasaron cuatro años para que una mediana empresa pudiera colocarse en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). Desde 2006, la Nueva Ley de Mercado de Valores incluyó la figura de Sociedad Promotora de Inversión Bursátil (Sapib), esquema de financiamiento que les permite a las medianas empresas levantar capital de los mercados, con una restricción de tres años, para avanzar hacia el mercado donde cotizan las Sociedades Anónimas Bursátiles (SAB).

Proteak UNO, Sapib de CV, fue la primera empresa que realizó una colocación accionaria en el mercado mexicano de valores mediante la figura de Sapib. La firma, dedicada a la siembra de árboles y su eventual explotación forestal, hizo una oferta pública de más de 77 millones de certificados de participación ordinarios a un precio de 10.25 pesos cada uno. La emisión ascendió a casi 790 millones 294 mil pesos.

Le siguió Holding Monex, con una oferta pública de más de 391 millones de acciones por un monto de 2 mil 198 millones de pesos. El grupo financiero tiene tres subsidiarias: Banco Monex, Monex Casa de Bolsa y Monex Fondos.

En México, 200 medianas empresas son susceptibles de formar parte de la bolsa, pues cumplen con los requisitos para obtener recursos que financien su expansión, sin recurrir a proveedores o elevadas tasas de interés.

Ser una Sapib implica ofrecer los mismos derechos que la SAB, pero que los requisitos para enlistarse y mantenerse en la BMV relativos a la información, el capital contable, el precio de colocación, el gobierno corporativo y el número de inversionistas sean menores.

Los valores de una Sapib sólo pueden ser adquiridos por inversionistas institucionales y calificados, y las sociedades se sujetan a la supervisión de las autoridades. De incumplir con el plazo de tres años para convertirse en una SAB, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) cancelará su inscripción.

La firma Deloitte explica que una Sociedad Anónima Promotora de Inversión puede convertirse en Sapib cuando decide dar mayor seguridad a los inversionistas a través del registro de acciones en la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. “Esta sociedad permite hacer ofertas privadas de acciones e implica iniciar un esfuerzo de gobierno corporativo que derive confianza entre el público inversionista”, señala.

Agrega que las posibilidades de lograr inversiones de terceros se vuelven muy importantes, pues “no sólo se permite la entrada inmediata a las distintas canastas de fondos de inversionistas, sino la factibilidad de realizar múltiples ofertas públicas de acciones”.

No obstante, Fernando Prieto, de Bulltick Capital Markets, intermediaria colocadora de Proteak Uno, observa que aunque el esquema representa una oportunidad para que las empresas tengan un vehículo de financiamiento y enfrenten sus necesidades de capital y crecimiento, el obstáculo sigue siendo la falta de inversionistas en México, donde, dice, “hay pocos jugadores”.

Inversionistas, el “cuello de botella”

En entrevista con Fortuna, Fernando Prieto, managing director de Bulltick Capital Markets, menciona que, con la Sapib, cualquier mediana empresa está en posibilidades de entrar a la BMV; sin embargo, sostiene que no todos los proyectos son susceptibles de captar inversionistas que permitan su entrada a la Bolsa.

Los riesgos para las medianas empresas, advierte, son los que se prevén para cualquiera que se coloque en la BMV. “Quizás una empresa de reciente creación tendría mayores riesgos de pérdidas, porque vende e inyecta capital a menor precio que otras empresas con mayor tiempo en el mercado”.

Al respecto, Monex sugirió que los factores de riesgo asociados con la propiedad de sus acciones deriva de un mercado limitado: “Una vez listadas nuestras acciones, en la BMV no podemos otorgar garantía alguna respecto de la liquidez ni respecto del precio al que pudieran ser vendidas”. Advirtió que el precio a futuro dependerá de los resultados de la operación y el mercado de las Sapib.

Para Fernando Prieto, Proteak era la empresa era ideal para ser colocada como Sapib, toda vez que la compañía fue fundada con capital de inversionistas. En cierta forma, observa, funcionaba como una empresa pública con más de 60 inversionistas, un consejo independiente y un gobierno corporativo.

Si las primeras medianas empresas mexicanas participan en el mercado de valores, explica, es gracias a que las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores) se convirtieron en las principales inversionistas institucionales, lo que reactivó el mercado.

Sobre las posibilidades de que más empresas medianas puedan colocarse en la BMV, refiere que existe un gran número de candidatas que, buscando financiamiento, se veían enfrentadas a barreras que hoy pueden sortear. “A raíz de esta colocación, vamos a ver más empresas del mismo tamaño que van a intentarlo”, confía Prieto.

El “cuello de botella”, define, está en que las empresas encuentren inversionistas. Como en todos los mercados, considera, hay pocos jugadores. Y es que cumplir con los requisitos formales para entrar al mercado no garantiza el apetito de los inversionistas. Ellos, expone, se fijan en un buen proyecto y management: “Mientras sofistiquen más el mercado, irán descartando en cuáles sí y en cuáles no invertirán”.

Comenta que es necesario que haya mayor conocimiento de lo que es una Sapib para atraer más inversionistas. Esa captación, explica, será generada por la observación de transacciones reales como la realizada por Proteak y Monex.

BullTick prevé colocar más empresas medianas en la BMV. Se trata, dice Prieto, de que la firma valore con qué compañías se siente cómoda y cuáles serán un éxito.

Características de la Sapib

En el consejo de administración, participa un consejero independiente.

Cuenta con un comité que auxilia al consejo de administración en materia de prácticas societarias.

Tiene la alternativa de conservar temporalmente la figura de comisario como responsable de la vigilancia de la sociedad.

Los accionistas podrán ejercer acción de responsabilidad civil contra administradores si representan el 15% o más del capital de la sociedad.

Está obligada a presentar información financiera dictaminada por los últimos dos ejercicios sociales.

Cuenta con menores requisitos de listado y mantenimiento en la BMV respecto del monto de su capital contable, el precio mínimo de colocación y el número mínimo de inversionistas que deben adquirir y mantener sus acciones.

En los casos en que incumpla de manera significativa sus programas de transformación progresiva o no se ajusten al régimen de sociedad anónima bursátil en tres años, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores cancelará su inscripción.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here