En México, a diferencia de otros países, el sector de ventas al menudeo es altamente competitivo y desafía la creciente penetración de las grandes cadenas de autoservicio. Uno de las controladoras más importantes que participan en este negocio es el grupo regiomontano FEMSA a través de su subsidiaria FEMSA Comercio que controla la operación de las tiendas de conveniencia OXXO. Esta cadena compite a nivel regional con el grupo 7-Eleven, Super Extra, administrada por Grupo Modelo, su  principal rival en el mercado de cerveza nacional. Otro de los jugadores en esta industria de las ventas al detalle son Super City, AM/PM y Circle-K.

Las tiendas OXXO también enfrentan la competencia de diversas cadenas pequeñas de minoristas independientes en toda la República Mexicana.  En el futuro, las tiendas OXXO consideran que pueden enfrentar competencia adicional de otros detallistas que actualmente no participan en el sector de tiendas de conveniencia en México, así como de posibles nuevos competidores. Así es, entre los grandes participantes en el negocio de la venta de abarrotes se desarrollan planes para llegar al consumidor final en un momento en que las condiciones de la economía están modificando los patrones de consumo, reduciendo el monto promedio de las compras.

Las tiendas de conveniencia, sin embargo, venden a menudo ciertos productos a un precio más alto. Por ello, el mercado de tiendas de conveniencia es muy sensible a las condiciones económicas, debido a que una disminución en la actividad económica viene a menudo acompañada por una baja en el poder de compra del consumidor, lo que a su vez trae como resultado una baja en el consumo de las principales categorías de productos. En periodos de menor actividad económica, tiendas como las que se operan bajo la franquicia OXXO pueden experimentar una reducción en el tráfico por tienda y en el monto vendido a cada cliente.

De acuerdo con información de la Asociación Nacional de Abarrotes Mayoristas, el 52% de los productos que compran los consumidores los distribuyen los mayoristas directamente para su venta en pequeños establecimientos. Así compiten las pequeñas tiendas de la esquina y las de conveniencia con las tiendas de autoservicio que operan grupos nacionales y extranjeras.  En el territorio nacional, según la misma organización, operan al menos 2,300 compañías vinculadas con la comercialización de abarrote contra 800 negocios del sector de autoservicios.

El Canal Mayorista Abarrotero, de acuerdo con la firma Información Sistematizada de Canales y Mercados (ISCAM ) mantiene su tendencia positiva creciendo en un 2.3% en el bimestre mayo-junio 2010 contra el mismo periodo de 2009. Son los alimentos los que concentran la mayor participación en las ventas del comercio detallista con más de 49%; los productos para limpieza y cuidado del hogar ocupan el 21.4% del gasto mientras que el gasto en papel ocupa el 18%. Las mascotas representan para los hogares el 1.4% de la inversión mientras que la higiene y el cuidado personal es 10.1%.

La crisis ha cobrado su factura en el tipo de productos y la cantidad que adquieren las familias mexicanas. Según ISCAM, persiste la tendencia de reducción de contenidos (down sizing) así como la reducción de calidad (down grade). En el rubro de alimentos, se mantiene, sin embargo, la tendencia positiva en términos anuales con un 10.1% de crecimiento confirmando que se mantiene el consumo de productos de primera necesidad. Así, el renglón de alimentos para mascotas también se ubicó como un sector defensivo y de primera necesidad con un crecimiento acumulado de 7.4% a raíz de la reducción en el precio que motivó que las compras de croquetas y otros alimentos se mantuvieran e, incluso, que aumentaran.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here