• Guerra de demandas del gigante del software en Estados Unidos. * Plataforma de Peoplesoft inútil para Mac
  • Mexicana y su histórica demanda * GAP, la memoria de una guerra

registrodecuentas@revistafortuna.com.mx

Oracle, de tribunal en tribunal

Fue a finales de julio cuando el Departamento de Justicia de Estados Unidos demandó a la compañía Oracle por fraude contra el gobierno norteamericano luego de que recibió información de un ex directivo del área legal del gigante del software sobre las prácticas poco éticas de la firma al no otorgar a la administración pública el mismo nivel de descuentos que ofrecía al sector privado.

Los investigadores del poder judicial estadounidense no dieron a conocer el monto económico del quebranto que estas prácticas le representaron a entidades de ese gobierno, sin embargo sí precisó que Oracle concedió a varias empresas descuentos hasta del 70%, situación que generó un trato discriminatorio.

Fue Paul Frascella, el director señor de Servicios de Contrato de Oracle quien decidió llevar este caso a los tribunales. Las leyes más estrictas en ese país y las consecuencias de no denunciar delitos que afecten a los inversionistas y el público consumidor impulsan este tipo de confesiones de ejecutivos en las grandes corporaciones. Frascella también recibió el incentivo de la ley conocida como “False Claims Act” que ofrece recompensas económicas a los abogados que denuncian fraudes contra el gobierno.

El proceso judicial contra Oracle recordó aquí en México los públicos problemas que enfrentó su subsidiaria Peoplesoft para cumplir en tiempo y forma con el contrato que ganó con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) para desarrollar la plataforma digital más importante desarrollada hasta ese momento para impulsar la recaudación.

El gobierno mexicano asumió un crédito con el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) por 52 millones de dólares para financiar el monto total de la transacción que sumó más de 82 millones. El resultado, sin embargo, ha dejado mucho que desear. El propio SAT tuvo que reconocer los retrasos y problemas que enfrentó el desarrollo de esta plataforma. En 2012 el gobierno mexicano tendrá que haber liquidado el préstamo que le otorgó el BIRF mientras los contribuyentes deben de utilizar un sistema para la captura de sus trámites fiscales que simplemente no acepta sistemas operativos diferentes a Windows. Así que aquellos contribuyentes que utilizan Mac simplemente tendrán que buscar otras opciones y no hablamos precisamente de no pagar impuestos. Es el tipo de servicio que entregó al gobierno mexicano una empresa del nivel de Oracle que aquí encabeza Javier Cordero tras la salida de Horacio Fernández.

La guerra contra Google

Pero volviendo a los problemas de Oracle en Estados Unidos, la firma, en medio del proceso que se sigue en su contra en el Departamento de Justicia, inició una demanda contra Google – dicen algunos que para distraer la atención del público inversionista – por la supuesta violación de las patentes y derechos al desarrollar su exitoso software “Android”, una variante de Linux orientada a dispositivos móviles. Para Oracle, el gigante de los buscadores en la red habría utilizado de manera ilegal el software Java, creado por Sun Microsystems que se desarrolla en una comunidad de código abierto. Oracle tiene, de esta forma, largos momentos en los tribunales.

Mexicana, documento histórico

A estas alturas y cuando la presente edición vea la luz, Mexicana de Aviación podría haber definido su destino: la quiebra o la capitalización por parte de nuevos accionistas. Mientras eso ocurre, en Estados Unidos un juez especialista en quiebras analizaba la posibilidad de proteger a la aerolínea mexicana contra sus acreedores. En México corrían los trámites para que se aceptara el concurso mercantil que daría oxígeno a la aerolínea por casi un año para negociar con sus acreedores.  Pase lo que pase, el texto de la demanda de concurso mercantil presentada por la administración de Mexicana pasará a la historia como el intento de un grupo de inversionistas de dividir una empresa en donde entidades con realidades totalmente distintas: una con un sindicato cuyas demandas salariales responden a los días de gloria del sindicalismo en el sector aéreo y la otra con sindicatos blancos que aquí en México hicieron posible el modelo de bajo costo pero que también representan una amenaza para la seguridad social de los trabajadores en el sector. Por ello se trata de un documento valioso y vale la pena analizar las medidas precautorias que se demandaron a los acreedores y a la masa de la empresa:

Mantener a Compañía Mexicana de Aviación (CMA) los derechos de concesionario del título de concesión que el gobierno federal por conducto de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes otorgó por un plazo de treinta años para prestar el servicio público de transporte aéreo nacional regular de pasajeros, carga y correo, el pasado dieciséis de marzo del año dos mil.

Prohibir  detener, retener, secuestrar y/o embargar o llevar a cabo cualquier tipo de ejecución en las aeronaves, motores, partes y refacciones propios, o que se encuentren en posesión legítima del concursado, derivados de los contratos de fideicomiso, así como aquellos otorgados en arrendamiento a CMA, mediante los cuales la compañía realiza sus operaciones de transporte público aéreo en el curso normal de sus actividades.

Estas son sólo algunas de las medidas precautorias que acompañaron a las solicitudes de la administración de evitar que las instituciones crediticias y financieras con las que Click y Links, sus aerolíneas “eficientes”, intervinieran operaciones como el pago de boletos que garantizan su flujo de efectivo. La realidad, sin embargo, es que las finanzas de CMA y de sus dos aerolíneas hermanas se encuentran profundamente relacionadas. Ahora, el presidente de CMA, Gastón Azcárraga, deberá demostrar que no se presentó una transferencia de valor entre las aerolíneas.

GAP: Mexicanos vs Españoles

Mientras en España es común que los inversionistas minoritarios y la prensa tengan acceso a los informes pormenorizados de las asambleas de accionistas y se conozcan las posiciones contrarias a la administración, en aras de privilegiar la transparencia, en México muy pocas veces es posible conocer este tipo de documentos. Por ello, en medio de la controversia que viven los accionistas del Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP), resulta interesante conocer cómo se desarrollo una de las asambleas que generó los mayores desencuentros. Fortuna tuvo acceso a la versión estenográfica de la Asamblea General Ordinaria Anual de GAP celebrada el 27 de abril de 2010 en el Auditorio del Club de Industriales. La reunión comenzó tan mal que, incluso, el lugar sede de la asamblea fue motivo de desacuerdos. A continuación algunos fragmentos de esa asamblea en la que los accionistas discutieron agriamente por el nombramiento de los notarios y corredores que darían fe de los acuerdos tomados en ese momento. Laura Díez Barroso Azcárraga, presidenta del Consejo de Administración del GAP presidió la asamblea y como Secretario fungió Sergio Flores Ochoa, director jurídico de GAP.

Corredora o Notario ¿Quién da más?

Laura Diez Barroso (LDB).- Buenos días, les pido a los que no son accionistas por favor salir de la sala, los Consejeros se pueden quedar, eh, los Consejeros se pueden quedar.  Notario Público (NP).-Soy Notario Público, me han solicitado que esté aquí, así es que si no tiene inconveniente.

LDB.- Tengo ya a una Corredora Pública.

NP.-A mí me han solicitado que esté aquí y es una de mis obligaciones, yo no sé si sea necesario….se ve interrumpido por la Señora Laura Diez Barroso.

LDB.- Si, pero tengo ya a una Corredora aquí, una persona de la Correduría Pública que está ya en la sala, entonces solamente los accionistas pueden estar aquí.

Abogado Jaime Guerra (JG)-representante de LDB -: La Presidenta ha designado a una Corredora Pública.

Guillermo Díaz de Rivera (GDR): Yo no sé si la Corredora puede dar fe.

LDB.- Si no le importa salir de la sala, tenemos ya a la señorita Margarita Sánchez Menéses aquí.

Persona no identificada.- Bueno, correcto, pero los accionistas que lo hayan solicitado que nos digan, ¿No?

NP: Pues sí, porque a mí me solicitaron…Se ve interrumpido por el Sr. Eduardo Sánchez Navarro (ESN).

ESN: Pero pueden solicitar a cualquiera, a cualquier gente pueden solicitar que venga pero tienen que tener derecho, ya la Presidenta nombró, para efectos de dar fe, a un Corredor Público.

Demetrio Ullastres (DU), representante de Abertis: Señora Presidenta, yo he pedido que esté el Notario, así  que si no tiene inconveniente me gustaría que se quedara el Notario.

JG: Yo quisiera pedir, señora Presidenta, que se retire el Notario Público.

LDB: Sí, tenemos ya aquí a la licenciada Margarita Sánchez Meneses, titular de la Correduría Pública No. 19 del Distrito Federal, entonces si le voy a pedir que salga de la sala, por favor.

GD: ¿Quién contrató a la Corredora?

Diego Martín del Campo (accionista): La empresa.

GD: Es que la Corredora ha venido trabajando para un accionista.

DM: Yo insisto, señora Presidenta, soy Demetrio Ullastres y son Consejero de esta Sociedad, soy titular de 44,500 acciones y de 23,050 ADR’s y solicito formalmente la presencia del Notario.

ESN: No estoy de acuerdo.

LDB: Sí, no estoy de acuerdo, lo siento, pero no es necesario que el Notario esté en esta Asamblea.

GD: Podemos someterlo a votación de la Asamblea.

LDB: No, no está sometido a votación. Puede salir, por favor, para poder iniciar la Asamblea.

Notario Público: Perdón, digo, si me están solicitando a mí la presencia…

DU: Por favor, orden, hablen los que quieren hablar.

LDB: Yo estoy pidiendo que se salga el señor para poder dar inicio a la Asamblea, entonces por favor si puede salir de la sala.

DU: De acuerdo, entonces sólo pedir que quede constancia en el Acta de la Asamblea de mi petición.

Fue así como inició la asamblea de GAP en la que se nombró a Demetrio Ullastres como presidente de la sociedad. El cargo, sin embargo, fue momentáneo porque en otra asamblea fue removido y en su lugar se nombró a Guillermo Díaz de Rivera.