En 2009, con la suspensión de actividades económicas y la tendencia al aislamiento social por el brote del virus de la influenza “A”, la industria de exhibición de películas en México se enfrentó a uno de sus peores momentos. Sin embargo, la magia de la tercera dimensión (3D) fue un importante apoyo, ya que si bien el año pasado la industria registró el primer descalabro en el último lustro con una baja de 1.6% en el número de boletos vendidos, los ingresos repuntaron casi 9.0%. Esa alza se explica por las 13 películas que se estrenaron en el país con el formato 3D.

La película más taquillera fue “La Era del Hielo”, tanto en la exhibición convencional como en 3D. Esa película fue vista en cines por 11.7 millones de personas y generó una taquilla de 539 millones de pesos y de ese total casi una de cada cuatro personas optó por verla en 3D. Con ello, una tercera parte de la facturación total se generó con el nuevo formato.

Por ejemplo, el precio del boleto para ver La Era del Hielo en 3D fue 75% superior que el convencional. Esto fue por un precio promedio de 69 pesos, respecto de los 39 pesos de la película sin la nueva tecnología.

Así, a pesar del mayor precio de los boletos, la industria repuntó 8.9% con una facturación superior a 7,800 millones de pesos aunque en el ranking mundial México perdió un peldaño al pasar de la posición 13 a la 14. Por número de boletos vendidos, si bien en 2009 disminuyó 1.6% a menos de 180 millones, en el ranking mundial mantuvo su quinta posición, sólo superado por Francia (con 201 millones de boletos), China (264 millones), Estados Unidos (1,307 millones), según los datos de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica y del Videograma (Canacine).

Un punto a destacar es que pese a la crisis, la Ciudad de México se mantiene como la principal zona para los amantes del cine en toda América Latina, seguida de Sao Paulo. De hecho, de los 20 mayores mercados en la región, también destaca Guadalajara y Monterrey. En el plano del mercado local, el complejo de salas de Perisur fue el más visitado en promedio por 5,792 cinéfilos al día.

En 2009, por número de salas, Cinépolis mantuvo su liderazgo con el 47% de los cines en el país. Su principal rival es MMCinemas y Cinemex, del empresario Germán Larrea, con 33%.