Los flujos de inversión extranjera están nuevamente mudando destinos a raíz de la crisis global reciente y permanecerán desincentivados por lo menos hasta el 2011. Lo anterior se desprende del más reciente análisis de  la consultoría global AT Kearney, cuyo principal logro ha sido el de activar un índice de confianza de los inversionistas  internacionales en diversos mercados.

Rosa Elba Arroyo

Así, la consultoría señaló a finales de enero pasado que los ejecutivos internacionales han manifestado preocupación ante el entorno económico actual y no esperan un cambio antes del 2011.  ¿Los motivos? La mitad de los encuestados reportan la posposición de inversiones como resultado de un ambiente de incertidumbre en los mercados y dificultades en la obtención del crédito.

Sin embargo, llama la atención que, de acuerdo con esta firma, México ha logrado en medio de la crisis avanzar once lugares en el ranking de países más atractivos para la inversión y colocarse en el octavo sitio. Mientras que China permanece en el primer lugar desde 2002 y la India, Brasil y Alemania luchan por mantenerse dentro de los cinco primeros lugares apenas atrás de Estados Unidos.

La clave, señala el análisis, es sin duda la búsqueda de seguridad de la inversión en los mercados y eso explica el posicionamiento alcanzado por  China, India y Brasil, cuyos mercados parecen ser los grandes favoritos dentro del gusto y la confianza de los inversionistas internacionales.

Es en este sentido que los focos de oportunidad se encienden en torno al caso Mexicano ya que la pregunta es inevitable: Si a pesar del ambiente de inseguridad que se vive actualmente en las principales ciudades de nuestro país, el inversionista extranjero ha mantenido en los años recientes su confianza en México ¿Hasta dónde podríamos crecer si se ofreciera un entorno aún más favorable y amigable a la inversión?

El tema es de crucial importancia si la administración de Felipe Calderón en verdad desea incentivar el crecimiento económico y la tan prometida generación de empleos en lo que resta de su administración. Enfocar la batería hacia las relaciones internacionales del país bien podría en este momento, generar lo que,  – claro, toda proporción guardada -, al Presidente Lula en Brasil le ha significado la exposición de su país al mundo.

Es cierto nuestro país tiene, internamente, mucha tarea por hacer en cuanto a desarrollar un ambiente de mayor seguridad;  sin embargo, ello no excluye a la actual administración de buscar incentivos que aprovechen el privilegio de mantenerse y escalar  en el nivel de confianza de la inversión internacional.

Desarrollar en México las políticas que logren la atracción de la inversión extranjera no es sólo función exclusiva  de la Secretaría de Hacienda o el Banco de México. Conjuntar los esfuerzos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, la Secretaría de Turismo o incluso Conaculta, podrían sentar las bases de una estrategia, que como la de Lula, ha posicionado a Brasil no sólo en los mercados financieros sino en el resto del ambiente global, donde lo mismo se le menciona en materia de logros de inversión que en la difusión cultural de su país a nivel internacional.

Logros como estos, requieren creatividad, dedicación y, por supuesto, un cambio de mentalidad en la forma de operar dentro del servicio público en México. Trabajar interdisciplinariamente, engarzar tareas, lograr una verdadera difusión internacional de los beneficios, ventajas y facilidades para invertir en México es tarea de equipo.

Los 25 destinos más atractivos para la Inversión Extranjera

Ciudad 2010
Ranking
2007
Raking
Variación
China 1 1 0
Estados Unidos 2 3 +1
India 3 2 -1
Brasil 4 6 +2

Alemania

5 10 +5
Polonia 6 22 +16
Australia 7 11 +4
Mexico 8 19 +11
Canadá 9 14 +5
Reino Unido 10 4 -6
Emiratos Árabes Unidos 11 8 -3
Vietnam 12 12 0
Francia 13 13 0
Hong Kong 14 5 -9
Otros estados del Golfo 15 17 +2
Rumania 16 N/A
República Checa 17 25 -8
Rusia 18 9 -9
Arabia Saudita 19 N/A
Indonesia 20 21 +1
Malasia 21 16 -5
Chile 22 N/A
Turquía 23 20 -3
Singapur 24 7 -17
Egipto 25 N/A

* Incluye  Bahrain, Kuwait, Oman and Qatar