La Auditoría Superior de la Federación detecta irregularidades por 83 millones 310 mil pesos en apoyos para 22 mil 948 Mipymes siniestradas en Tabasco; además, revela omisión, descontrol, opacidad, nepotismo y daños a la hacienda pública federal por 1 millón 502 mil 488 pesos en el programa que habría de incentivar la economía en las zonas afectadas por el desastre natural en Tabasco, ocurrido en 2007

Apoyos destinados a las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes), afectadas por el desastre natural ocurrido en octubre de 2007 en Tabasco, no fueron otorgados en 18 casos, en 45 fueron duplicados, en 96 no se localizó al beneficiario y en seis se incurrió en supuesto nepotismo.

El Informe de la auditoría financiera y de cumplimiento al Programa de Apoyo a la Pyme en Tabasco de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) advierte que se dificultó el derecho a los estímulos, toda vez que los requisitos fueron excesivos. De esta manera no se cumplió el objetivo de impulsar la recuperación económica de las zonas afectadas mediante el otorgamiento de créditos con una mayor oportunidad y competitividad.

Según el Informe de resultados de la revisión y fiscalización superior de la Cuenta Pública 2007, la ASF detectó un traspaso bancario por 1 millón de pesos contrario al espíritu del programa y la autorización de 50 millones de pesos sin contar con un padrón de beneficiarios. Además, al 31 de julio de 2008 no se habían entregado 28 millones 206 mil pesos para 5 mil 266 Mipymes. Del programa que estuvo a cargo de la Secretaría de Economía (SE) se presumen daños a la hacienda pública federal por 1 millón 502 mil 488 pesos.

El 13 de noviembre de 2007 la Secretaría de Gobernación publicó la Declaratoria de desastre natural por las afectaciones causadas por las inundaciones ocurridas del 24 al 30 de octubre en 17 municipios de Tabasco: Cárdenas, Centla, Comalcalco, Huimanguillo, Paraíso, Tenosique, Balancán, Centro, Cunduacán, Emiliano Zapata, Jalapa, Jalpa de Méndez, Jonuta, Macuspana, Nacajuca, Tacotalpa y Teapa.

A fin de incentivar la economía en las zonas del desastre, la Dirección General de Promoción Empresarial de la SE ejerció 558 millones 393 mil pesos en subsidios para inversión al Programa de Apoyo a Mipymes Siniestradas en Tabasco, cubriendo pagos a los organismos intermedios, Fondo Empresarial de Tabasco y el Fideicomiso de Contragarantía para el Financiamiento Empresarial.

Los 22 mil 948 negocios beneficiados recibirían 10 mil pesos para enfrentar la contingencia bajo un esquema de apoyo directo a través de los recién creados centros de registros de negocios afectados, las cámaras empresariales y los despachos de intermediarios financieros.

Irregularidades en programa para Mipymes

Según la disposición para acceder a los apoyos, las Mipymes siniestradas deben estar registradas en un padrón que realizará el gobierno estatal correspondiente. Sin embargo, el máximo órgano de fiscalización observa que se autorizaron 50 millones de pesos sin contar con un censo que incluyera la estimación de daños y el monto requerido para apoyarlas.

El órgano de fiscalización determinó que las reglas de operación para otorgar apoyos del Fondo de Apoyo para la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Fondo Pyme) no establecen los mecanismos de distribución, operación, lineamientos, procedimientos, criterios ni políticas para la operación de los programas que se realizan al amparo del artículo séptimo y octavo.

Este último prevé que, tratándose de desastres naturales, el Consejo Directivo podrá, sujeto a la disponibilidad del Fondo Pyme, apoyar a las Pymes siniestradas con recursos destinados a capital de trabajo, ejecución de proyectos; los conceptos que se determinen son fundamentales para su reactivación económica.

Entre los beneficiarios, la ASF detectó que en seis casos los apellidos eran semejantes a los de un servidor público que labora en la Delegación Federal de Tabasco y que habría recibido 60 mil pesos.

Según las reglas de operación, no podrán ser favorecidos del Fondo Pyme los servidores públicos de la SE o su equivalente en las entidades federativas, cónyuges ni parientes consanguíneos. Como resultado, la ASF solicitó que se aclare y se proporcione la documentación que justifique y compruebe esos apoyos.

El Informe del resultado de la revisión y fiscalización superior de la Cuenta Pública 2007 constató que al 31 de julio de 2008 sólo se habían entregado 176 millones 793 mil pesos a 17 mil 682 Mipymes, dejando pendiente un saldo de 28 millones 206 mil pesos para 5 mil 266 beneficiarios.

La Subsecretaría de Competitividad y Fomento Empresarial le respondió a la auditoría que, conforme les notificó el Consejo Directivo del Fondo Pyme, se les autorizaba utilizar los recursos aprobados al programa para financiar empresas que no pueden ser atendidas por la banca comercial.

Se acordó así que se reservarían, en una primera instancia, 10 millones de pesos para el financiamiento a empresas que por causas no graves fueron rechazadas por los bancos o sin gestión alguna para acceder al programa emergente de crédito.

“Los apoyos son entregados en fechas muy posteriores a la del desastre natural, por lo cual ya no hay un impacto inmediato para la atención de dicha contingencia.”

El órgano de fiscalización emitió una promoción de responsabilidad administrativa sancionatoria, solicitando la intervención del Órgano Interno de Control (OIC) de la SE para que en el ámbito de sus atribuciones realice las investigaciones o inicie el procedimiento para fincar responsabilidades de los servidores públicos que autorizaron la modificación del destino original del apoyo.

La ASF seleccionó a 11 colonias en Tabasco y aplicó 441 cuestionarios entre las Mipymes más afectadas. Del sondeo se desprende que 327 sí fueron beneficiados; en 96 casos no se encontró al beneficiario y a 18 no les fue otorgado.

Por lo tanto, solicitó al OIC del gobierno del estado de Tabasco que realizara las investigaciones pertinentes y, en su caso, iniciara el procedimiento administrativo para fincar responsabilidades por los actos u omisiones de los servidores públicos que en su gestión no entregaron el apoyo por 180 mil pesos. La misma medida fue tomada luego de revisar el padrón de beneficiarios a través de Nacional Financiera, pues no se localizaron 16 créditos por 873 mil pesos.

Con el análisis de las pólizas de cheque, entregadas a 17 mil 682 Mipymes por 176 millones 796 mil 900 pesos, se determinó que se entregaron 450 mil pesos a 45 beneficiarios que presentaron más de una solicitud: “Por lo que no se cumplió la igualdad de oportunidades para recibir los apoyos del Fondo Pyme”.

Debido al incumplimiento a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, se presume un probable daño o perjuicio al Estado o al patrimonio de los entes públicos federales por 450 mil pesos.

El máximo órgano de fiscalización formuló un pliego de observaciones por un posible daño o perjuicio al Estado por 1 millón de pesos por un traspaso bancario a favor de ASEFI Asesores, que fue ajeno al espíritu del esquema de apoyo directo. Además no se mostró evidencia del reintegro del recurso.

Atendiendo a otro probable daño o perjuicio a la hacienda pública federal, la ASF emitió un pliego de observaciones por el retiro indebido de 10 millones de pesos del Fondo Empresarial Tabasco, que generó productos financieros por 52 mil 488 pesos.

Fiduciaria del programa, Nacional Financiera acordó con las instituciones de banca múltiple requisitos “excesivos”. El reporte anota que ello y las condiciones imperantes en ese momento motivaron que a 28 beneficiarios no les fuera concedido el crédito.

Lo anterior, advierte la ASF, contravino el objetivo del proyecto: “Impulsar la recuperación económica de las zonas afectadas por desastres naturales o por problemas coyunturales, mediante el otorgamiento de créditos, en mejores condiciones, con una mayor accesibilidad, oportunidad y competitividad para las Pymes que hayan sufrido daños físicos o económicos causados por desastres naturales o por problemas coyunturales que hayan interrumpido la actividad económica”.

El Fondo Empresarial de Tabasco incumplió con la rendición de informes trimestrales sobre el estado del proyecto, los avances en el ejercicio de recursos, metas y objetivos, que debía entregar a la Subsecretaría para la Pequeña y Mediana Empresa de la SE, dentro de un plazo no mayor a 10 días hábiles.


Mipymes afectadas en Tabasco

Beneficiadas: 22 mil 948

Sin beneficio: 18

No se encontró al beneficiario: 96

Beneficios dobles: 45

No se encontró al beneficiario de crédito bancario: 16

Posibles beneficios a servidor público: 6

Presupuesto para Mipymes afectadas en Tabasco

Total: 558 millones 393 mil pesos

Sin ejercer al 31 de julio de 2008: 28 millones 206 mil pesos

Autorizados sin contar con un padrón de beneficiados: 50 millones de pesos

Daño patrimonial al Estado en su hacienda pública federal: 1 millón 502 mil 488 pesos

Traspaso bancario contrario al espíritu de estímulo directo del apoyo: 1 millón de pesos

Beneficios dobles: 450 mil pesos

Productos financieros generados por retiro indebido: 52 mil 488 pesos