“Aprendo, me inspiro, creo”

Imegan tomada de escueladeformaciondeescritores.es

Tiempo de lectura aprox: 3 minutos, 3 segundos

A lo largo de mi formación crecí entre diversas nacionalidades, culturas, mentalidades, niveles socioeconómicos y costumbres. Mi experiencia de vida va desde la convivencia con la familia real en Arabia Saudita, hasta las personas que formaban parte de mi día a día en México; por ejemplo: los porteros, personas de seguridad y quienes barrían las calles.

Cada cultura que he conocido y en cada país que viví ha formado una amplia percepción en mí y lo que he comprendido es que la vinculación, es el común denominador de forma consciente o inconsciente y cualquier base material puede tener una base espiritual para trascender. Algunas costumbres del medio oriente pueden ser percibidos retrógrado o injusto para los occidentales; liberales y superficiales para los orientales. En mi experiencia cada continente se encuentra en un ciclo evolutivo así como sus habitantes.

Esta vez te hablaré desde mi experiencia sobre los árabes (que viven en el Golfo). La estructura familiar, para ellos, va muy unida al estilo de vida, seguido por el carácter y los logros individuales. El honor y la dignidad de una persona proviene de su tribu. La manera de pensar está más ligada a percepciones subjetivas que objetivas (para no quedar mal, un árabe, rara vez admitirá que se equivocó ya que el honor va por encima del fracaso).

Los árabes creen en las personas, no en las instituciones. Las emociones denotan un recelo sincero por el resultado de la decisión. La hospitalidad, amabilidad y generosidad con los desconocidos son expresiones de los deberes sagrados. Comprendí que al sentarme entre ellas – en esta cultura las mujeres se sientan con mujeres y los hombres con hombres – aprendí que las piernas hacia delante o sentarme más alta que las demás no es considerado un lindo gesto, apoyarme en las paredes al sentarme en el piso, encorvarme en las sillas, meterme las manos en los bolsillos, es muestra de incomodidad o falta de respeto.Los dobles sentidos son habituales en las conversaciones como los albures en México.

La sociedad árabe cree que la mayoría de los acontecimientos de la vida están controlados y orquestados por Dios. El hombre depende del destino determinado por Allah y se cree impotente para manejar muchas de las circunstancias de la vida. “ Inshalla” (Dios mediante) es común escuchar en sus conversaciones en inglés o árabe, así como “Alhamdulilah” para agradecer, “Mashalah” para enaltecer. Vario(a)s, tienen la oportunidad, por parte de su gobierno y familia, de estudiar en el extranjero, principalmente en Reino Unido y Estado Unidos de América; las creencias religiosas están por encima de todo sin embargo tiene presente  la visión de evolucionar  por ello hay empresas internacionales que desarrollan las actividades principales del golfo y por ello existe la diversidad del talento emigrado.

Al comienzo de 2011, los expatriados representaban un 87% de la población total de Qatar y cerca del 84% de los Estados Árabes Unidos (EAU). Los extranjeros en Kuwait se estimaron en un 68%, mientras que en Omán es de un 51% y en Bahrein un 39%, estadísticas realizadas por el Centro Diplomático kuwaití.

Los EAU son ricos en petróleo, han sido el hogar de millones de trabajadores expatriados de todos los niveles y nacionalidades, atraídos por salarios sin impuestos y días soleados durante todo el año, desde los 90´s; ahora, han quedado atrás por diversas razones geopolíticas y competencias, sin embargo, las oportunidades laborales siguen siendo atractivas.

En 2019, EAU introdujo el impuesto al valor agregado (IVA) del 5% relativo a la mayoría de los bienes y servicios. En 2023 Emiratos Árabes Unidos ha anunciado sus planes de introducir un impuesto general de sociedades del 9% que se aplicará a todas las empresas menos las que dediquen su actividad a la extracción de recursos naturales como el gas o el petróleo. El nuevo impuesto estará destinado a apoyar las finanzas del Gobierno y se incluirá en las fuentes de ingresos del país. Los empleados seguirán exentos de pagar impuestos. De acuerdo a un artículo publicado en febrero 2022 en Atalayar (https://atalayar.com/content/emiratos-%C3%A1rabes-unidos-introducir%C3%A1-el-impuesto-de-sociedades-partir-de-junio-de-2023)

Recordemos que Arabia Saudita pertenece a la parte sur del Golfo Árabe y como parte de su programa de Visión 2030, anunció los diseños de la ciudad de “The Line”, la próxima urbe futurista dentro de los planes del país.

Mohammed Bin Salman, príncipe heredero del país, mencionó que el objetivo es prosperar y preservar la salud de sus futuros ciudadanos. Dicho plan ideado en 2016, tiene como objetivo a largo plazo reducir las emisiones de carbono y no depender del petróleo ni del gas. Con ello, el Reino quiere adentrarse en una gran transición energética sustentada en pilares fundamentales como la diversificación de la economía, el avance tecnológico y el florecimiento de la calidad de vida en el país y en el planeta.

En conclusión, los países del Golfo árabe han crecido enormemente en menos de 100 años, gracias a la visión de los líderes su poder adquisitivo y base religiosa(el Estado no es independiente del Islam). Su legado, se ha consolidado en participación con talento extranjero para poblar, innovar y reproducir su código cultural. Los extranjeros hemos tenido la oportunidad de conocer, aprender y gozar de las bondades del golfo. Ha sido un liderazgo basado en el ganar-ganar así como despertar  la creatividad, sabiduría  y pensamiento crítico cuando uno es curioso.

“ Vivir en Arabia Saudita me abrió los ojos para entender que por dentro todos somos iguales aunque nuestra vestimenta e idioma sea diferente”

M.Ed. B.Sc. RSA Dip Harry M. Ernest

Artículo anteriorBolsas EU abren al alza; esperan detalles sobre mercado laboral
Artículo siguienteLa Secretaría de Economía presenta el proyecto de Impulso al Sector Fílmico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí