Mercados financieros se desploman por incertidumbre

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 32 segundos

Los mercados de valores de Estados Unidos sucumbían un día después de la decisión del incremento de la tasa de interés referencial de EU, lo que apunta a una política restrictiva o hawkish más severa, en detrimento de la actividad de las economías y en donde varios expertos refrendaron riesgos de recesión desde el 2023.

En México, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) reportaba un hundimiento de 870.91 unidades hacia las 13:30 horas del jueves, un 1.8% menos, colocando a su índice principal en los 47,474.06 enteros, en línea con la venta masiva de acciones en Wall Street, en donde el S&P 500 de la bolsa de valores de Nueva York se derrumbaba 3.48%, en los 3,657.99 enteros, mientras que el del mercado de acciones tecnológicas Nasdaq era más severo, con 4.50% menos, en los 10,600.61 puntos.

El tipo de cambio peso dólar también demostraba la postura de venta de los inversionistas, con niveles de 20.4285 unidades por billete verde, conta los 20.2450 de la sesión previa.

“El sentimiento del mercado parece deteriorarse una vez más hoy, ya que otros bancos centrales en el mundo (además de EU) adoptaron posturas políticas más agresivas y los inversionistas cuestionaron si la FED puede lograr un aterrizaje suave de la economía”, aseveró la dirección de análisis de la casa de bolsa Vector.

Los datos publicados este jueves sobre el desempeño de la mayor economía mundial, EU, también contribuyeron a desatar nuevos temores ante signos dramáticos de desaceleración de la actividad económica, donde el reporte de inicios de construcción de vivienda de mayo exhibió un declive 14%, rebasando con creces la caída de 2.6% esperada por economistas encuestados por el sistema Dow Jones.

El índice empresarial de la FED de Filadelfia de junio, a su vez, registró una lectura negativa de 3.3 menos, su primera contracción desde mayo de 2020 cuando estaban en marcha los primeros estragos de la Pandemia desatada por el Covid-19.

Las solicitudes iniciales de beneficios estatales por desempleo, otro dato negativo acumulado, cayeron en 3,000, a 229,000 para la semana que finalizó el 11 de junio, de acuerdo con datos del Departamento de Trabajo de EU, contra un pronóstico de la agencia Reuters de un saldo de 215,000 solicitudes en la semana.

“Es un escenario muy complejo porque hemos estado en mercados bajistas en los últimos años, en 2020, por el Covid, y en 2018 cuando estaba el tema de la guerra comercial de Estados Unidos y China. La diferencia con esos mercados bajistas es que en aquel entonces los bancos centrales, la FED principalmente, pudo echar mano de herramientas de política monetaria para apoyar a la economía a través de un recorte de tasas de interés, lo que hoy no puede hacer”, resaltó a Fortuna Jacobo Rodríguez, director de análisis financiero y bursátil de la correduría Black WallStreet Capital.

Una nota fechada en Nueva York por Reuters indicó que la fe de los inversionistas de un aterrizaje suave para la economía más grande del mundo estaba siendo duramente puesta a prueba, ya que la política hawkish de la FED desata preocupaciones sobre una recesión y una volatilidad incesante para los mercados financieros en el futuro.

“La volatilidad se mantendrá alta, lo que hace que los participantes del mercado, incluido yo mismo, estén menos interesados ??en asumir riesgos en general”, dijo Steve Bartolini, administrador de fondos de bonos en T. Rowe Price a Reuters.

En México, Rodríguez, de WallStreet Capital, apuntó que los mercados y los inversionistas se mueven hoy con mucha más incertidumbre que en el pasado reciente sobre lo que pueda pasar, tanto a nivel económico, como financiero.

“…lo que mencionaba ayer el presidente de la FED es que iban a estar reaccionado conforme tuvieran los datos económicos. El hecho de que la Reserva Federal tome una postura reactiva y no tanto preventiva pone más nerviosos a los mercados; no se pone un camino claro y no te permite tomar estrategias de mediano y largo plazo”, sostuvo el financiero.

La FED “parece ser demasiado agresiva” en particular sobre los objetivos de la tasa de interés para 2023 y 2024, cuando, se supone, la inflación debería disminuir, sentenció a su vez David Kohl, economista jefe del banco privado suizo Julius Baer.

“Los mercados van a estar sobre reaccionando a los datos económicos que vayan surgiendo y esto se va a extender durante varios meses.

“Nuestra postura principal es que en esta segunda mitad del año la FED va a aumentar su tasa de referencia de manera agresiva para alcanzar el objetivo de 3.50%, y en caso de que se concrete una recesión económica pueda aplicar recortes en la tasa”, destacó Jacobo Rodríguez.

Artículo anteriorAMLO anunciará mañana su plan de transición energética
Artículo siguienteAustralia renueva 10 años más con Fórmula 1

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí