Difícil, no imposible, dejar de importar combustibles en 2023 como propone AMLO

Foto: archivo/Soy50

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 18 segundos

Para el analista Ramsés Pech se deben cumplir primero condiciones como incrementar la productividad de las refinerías mexicanas.

Terminar con la importación de combustibles y alcanzar la autosuficiencia energética, como propone el presidente Andrés Manuel López Obrador, sería una tarea difícil pero no imposible, de acuerdo con analistas y expertos.

Sin embargo, para que eso suceda es necesario, primero, que se cumplan una serie de supuestos como incrementar la productividad de las seis refinerías del país y que la nueva de Dos Bocas (Olmeca) efectivamente comience a operar de forma comercial en el 2023.

En opinión del analista y experto, Ramsés Pech, el primer supuesto que se debe cumplir es que las seis refinería que actualmente operan en el país incrementen su utilización del 54% actual a un 84% y que logren operar al menos 320 días sin paros.

En la conferencia de prensa matutina de este miércoles, el presidente López Obrador comentó que un punto nodal para alcanzar la autosuficiencia energética es llevar la producción de las refinerías de 840,000 a 1 millón 200,000 barriles diarios de combustibles. Esto tendría que cumplirse en los hechos.

En segundo lugar, Pech advirtió que la nueva Refinería Olmeca (Dos Bocas) efectivamente tendría que iniciar operaciones de forma comercial el año próximo.

Hasta el momento, López Obrador ha señalado que la nueva instalación iniciará un periodo de pruebas el próximo 1 de julio, el cual tendría una duración de seis meses. Del mismo modo, esto tendría que confirmarse en los hechos.

Como tercera condición para lograr la autosuficiencia energética, Ramsés Pech considera que el complejo Cangrejera debe terminar su actual modernización para generar combustibles y que la reconfiguración de la Refinería de Tula quede concluida en 2023 para aumentar el volumen de salida de productos.

Esta modernización en Tula, incluiría la construcción de una planta coquizadora que, según los cálculos presidenciales, produciría 75,000 barriles diarios.

Finalmente, el analista consideró necesario que los combustibles producidos en la refinería Deer Park —recientemente adquirida por Pemex en 1,200 millones de dólares— puedan ser enviados en su totalidad y en forma diaria a México.

No obstante, eso dependerá de aspectos logísticos; es decir, que haya un número de barcos suficientes y que circulen de forma diaria llevando los combustibles de Houston a México.

Por Raúl Castro-Lebrija

Artículo anteriorRepunta 0.71% BMV tras caídas previas y en espera FED
Artículo siguienteFED dice que su Comité se encuentra “firmemente comprometido” a devolver la inflación a su objetivo de 2%.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí