Acereras rechazan que Unión Europea tenga impuesto a importación de acero

Foto: Reuters

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 43 segundos

Fábricas de acero rechazan que Bruselas sostenga aranceles punitivos a la importación de su material; acereras amenazan con ubicarse en otras zonas luego de que la Comisión Europea decidiera hacer un aumento del 1% en las importaciones libres .

De acuerdo con información de Reportacero, pese a que el acero mantiene altos costos, la comitiva optó por incrementar de 3 % al 4% de manera anual en lo que respecta a los próximos 12 meses. Si los aranceles no se eliminan, las empresas tendrían que salir de Europa.

Los denominados “aranceles de salvaguardia” fueron impuestos en 2018 a muchos países por Donald Trump, una cantidad del 25 % sobre las importaciones de acero, en ese momento la UE temía una caída en los costos, pues tenía demasiada producción de acero desviado en Estados Unidos.

Recientemente el acero llegó a casi 1,500 euros por  tonelada, es decir, se triplicó el costo con respecto al 2020. “El ligero margen de liberalización simplemente no es suficiente para garantizar un acceso justo de los fabricantes europeos al acero competitivo”, refirió el director general de Applia, Paolo Falcioni, que funge como representante de los fabricantes de electrodomésticos del Viejo Continente.

Por su parte, ACEA, representante de los fabricantes de vehículos automotrices en la UE calificó como “completamente insuficiente” dicho aumento. Además, añadió: “los productores nacionales de acero aún son incapaces de satisfacer las necesidades de los fabricantes de automóviles de la UE”, mientras que las salvaguardias “mantienen artificialmente precios récord”. Cerca del 90 % de autos fabricados en Europa ocuparon acero producido en el bloque.

La comisión declaró que no ven peligro de escasez de acero en la UE. “Los usuarios de acero tienen acceso a una variedad de fuentes de importación además de la industria nacional de la UE. No hay motivo en este contexto para trasladar la producción. Las afirmaciones son exageradas”, afirmó.

Empero, un trabajador del área automotriz que no quiso identificarse, dijo que están enfrentando una inflación. Al respecto dijo: “El acero es una gran parte del precio de un automóvil. Tener un automóvil ya no será asequible para el hombre de la calle, solo para los más ricos”, mencionó el ejecutivo. Añadió que “si las cosas siguen siendo difíciles, nuestra gerencia dirá que preferimos producir en Asia e importar y pagar la tarifa [de importación de vehículos] del 10 %. Todavía es más barato”.

El incremento en los precios de chips, de las baterías y otros aditamentos de vehículos representan otro problema para los trabajadores de la industria. Como consecuencia de la escasez de semiconductores, tuvieron que reducir su producción.

El analista de acero de CRU Group, Chris Bandmann, explicó que “La pérdida de Rusia como socio comercial tras la prohibición de importación ha obligado a la diversificación, y países como India y Corea del Sur se benefician de esta brecha en la disponibilidad”

Esto, derivado de la invasión de Rusia a Ucrania, las importaciones de acero de la UE crecieron considerablemente, pues las industrias buscan acero en otros países. Como resultado, las importaciones de Ucrania cayeron y las de Rusia se extinguieron debido a las penalizaciones impuestas marzo por la misma UE.

Artículo anteriorTupperware en conversaciones con SEC para resolver investigación de contabilidad de negocios en México
Artículo siguienteLa Facultad de Ingeniería de la UNAM inaugura el Aula Cisco para la Educación Híbrida

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí