México está rezagado en la reducción de daños asociados al consumo de tabaco.

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 28 segundos

Debido a la ausencia de combustión los productos sin humo (vapeadores, cigarros electrónicos y tabaco calentado) son menos dañinos que los cigarros

Redacción

“México está rezagado en la reducción de daños asociados al consumo de tabaco. La Unión Europea, Estados Unidos, Nueva Zelanda, Japón, y otros países, han reconocido que los productos sin humo representan menores daños para los fumadores adultos y, en ese sentido, los han incorporado como una herramienta en su política pública. 10 puntos que no sabías sobre los productos libres de humo y su regulación en el país”, señalan estudios de Philip Morris International (PMI).

La regulación protege a los menores de edad. En países donde se han regulado los productos libres de humo, los jóvenes representan menos de 1% de los consumidores diarios (Véase: Japón, Reino Unido y Estados Unidos).

En México, ante la falta de regulación, existen máquinas expendedoras de productos de vapeo al alcance de menores de edad.

La regulación protege a los consumidores adultos; la prohibición, cómo acaba de suceder en nuestro país, tras el decreto presidencial, solo fomentara la ilegalidad.

Al no ser productos libres de riesgo, el acceso, comercialización, manufactura y promoción de los productos alternativos al cigarro deben ser regulados.

“La prohibición genera un mercado negro sin supervisión sanitaria que deja desprotegido al consumidor”, se informa en el documento.

La tecnología de las alternativas de consumo de tabaco y nicotina elimina la combustión y por tanto el humo, que es donde se encuentran las sustancias nocivas por el acto de fumar.

Debido a la ausencia de combustión los productos sin humo (vapeadores, cigarros electrónicos y tabaco calentado) son menos dañinos que los cigarros.

“No lo afirma PMI, lo han concluido distintas autoridades sanitarias, entre otras, Public Health England, agencia de salud pública de Inglaterra, el Royal College of Physicians, colegio de médicos de Reino Unido, la Food & Drug Administration (FDA) de Estados Unidos y el Ministerio de Salud de Nueva Zelanda”.

“Si bien la nicotina no es inocua, no es responsable de las enfermedades comúnmente asociadas al fumar. El principal daño proviene del humo, por lo que al eliminarse la combustión se reduce la exposición a sustancias nocivas y, por lo tanto, el daño. En algunos países, de hecho, las autoridades han permitido que el etiquetado reconozca esta reducción de daño”, señala

La reducción del daño no es un enfoque exclusivo de la industria tabacalera. Es producto del desarrollo tecnológico. La tecnología libre de humo es el equivalente en la industria del tabaco al automóvil eléctrico en el sector automotriz, las bebidas sin azúcar para la industria refresquera, los productos sin sodio y bajos en calorías para la alimentación.

El principal producto libre de humo de Philip Morris es IQOS. Un dispositivo que, en lugar de quemar, calienta el tabaco. IQOS está disponible en 71 países y cuenta con 20 millones de usuarios en el mundo y, de ellos más de 70% ha dejado por completo el cigarro.

En Estados Unidos, la FDA reconoció que IQOS puede beneficiar a la salud pública. En julio de 2020, y nuevamente en marzo de 2022, la FDA autorizó la comercialización de IQOS con base en extensas investigaciones. La máxima autoridad sanitaria de este país concluyó que el uso del dispositivo reduce significativamente la exposición a químicos tóxicos del humo de cigarro. Esto marca un hito en la historia de la industria tabacalera.

Según los últimos datos oficiales, en 2017 había 15 millones de fumadores adultos en el país, quiénes tienen derecho a tomar decisiones informadas sobre el consumo de productos menos dañinos que el cigarro.

“Philip Morris México seguirá promoviendo el diálogo, porque estamos convencidos que, con información y regulación, México podría convertirse en el primer país de América Latina libre de humo”, finalizaron.

Philip Morris International (PMI) está liderando una transformación en la industria tabacalera para crear un futuro libre de humo y, en última instancia, reemplazar los cigarrillos por productos libres de humo en beneficio de los adultos que de otro modo seguirían fumando, la sociedad, la compañía y sus accionistas.

PMI es una compañía tabacalera internacional líder, dedicada a la fabricación y venta de cigarrillos, así como productos libres de humo y dispositivos y accesorios electrónicos asociados, y otros productos que contienen nicotina en mercados fuera de los Estados Unidos.

Artículo anteriorEs hora de Oaxaca, asegura Ricardo Monreal
Artículo siguientePemex cubre deudas con notas globales

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí