AMLO firma decreto que prohibe la circulación y venta de vapeadores en México

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 26 segundos

El decreto se da en el marco del Día Mundial sin Tabaco y luego de que el pasado día 19, tanto la Cofepris como la Secretaría de Gobernación decretaran una “alerta sanitaria máxima” por el consumo de estos productos.

En el marco del Día Mundial sin Tabaco, el presidente Andrés Manuel López Obrador firmó un decreto que prohíbe de forma definitiva la comercialización y venta de cigarros electrónicos, comúnmente llamados vapeadores.

La disputa entre las autoridades mexicanas y las organizaciones que promueven el uso de estos dispositivos —presumiblemente financiadas por la propia industria tabacalera— fue subiendo de tono en los últimos años.

De entrada, en el mes de febrero del 2020, el gobierno mexicano expidió un decreto impidiendo la importación a México de cigarros electrónicos.

En diciembre de 2021, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, acusó a la compañía Phillip Morris de cabildear en el Senado de la República para levantar la prohibición a las importadores de cigarros electrónicos.

Ya el pasado 19 de este mes, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y la Secretaría de Gobernación (Segob) declararon una “alerta sanitaria máxima” por los riesgos a la salud que representan estos dispositivos.

De acuerdo con las autoridades, los vapeadores “contienen carcinógenos y sustancias tóxicas que representan un grave riesgo a la salud de personas consumidoras”.

Ahora, en el marco del Día Mundial sin Tabaco —establecido en 1987— se firmó el Decreto que prohíbe ella circulación y comercialización de los nuevos producto del tabaco, conocidos como vapeadores o cigarros electrónicos.

Durante la firma del decreto, López-Gatell rechazó los argumentos de los grupos promotores de los vapeadores en el sentido de que son una alternativa para quienes quieren dejar el tabaquismo y señaló que “no existe dosis saludable de tabaco, ninguna. Ni la más mínima cantidad es benéfica para la salud”.

En la propia conferencia de prensa matutina, el doctor Miguel Malo Serrano, representante en México de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) entregó un reconocimiento el gobierno de México por sus políticas públicas tendientes a limitar el consumo de tabaco.

El funcionario advirtió que el cigarro no solo causa daños a la salud sino al medio ambiente.

Es decir: para la producción de tabaco se cortan 600 millones de árboles, la industria emite 84 millones de toneladas métricas de Co2 y se consumen 22,000 millones de litros de agua utilizados para la fabricación de cigarrillos.

Por Raúl Castro-Lebrija

Artículo anteriorEtiquetas vemos, corazones no sabemos…
Artículo siguienteChivas Femenil consigue doblete histórico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí