Sube de tono la disputa entre gobierno y ONG´s por el uso en México de cigarros electrónicos

Foto: www.latercera.com

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 21 segundos

Mientras Cofepris y Segob declararon “alerta sanitaria máxima” las organizaciones civiles recordaron que la FDA de Estados Unidos los declaró de riesgo reducido y como auxiliares en el tratamiento de tabaquismo.

La disputa que actualmente sostienen el gobierno de México y organizaciones de la sociedad civil por el uso del país de vapeadores o cigarros electrónicos ha subido de tono.

Por un lado, este jueves la Comisión La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y la Secretaría de Gobernación (Segob) declararon una “alerta sanitaria máxima” por los riesgos a la salud que representan estos dispositivos.

De acuerdo con las autoridades, los vapeadores “contienen carcinógenos y sustancias tóxicas que representan un grave riesgo a la salud de personas consumidoras”.

Anunciaron también un fortalecimiento de la vigilancia sanitaria, el aseguramiento de dispositivos en los órdenes federal y estatal e incluso invitaron a la población a realizar denuncias sanitarias a través de su página de internet.

“Los cigarros electrónicos (E-cig o vaporizadores) y los productos de tabaco calentado son promovidos como una alternativa para dejar de fumar; sin embargo, su eficacia no ha sido comprobada. En cambio, sus derivados de compuestos carcinógenos, sustancias tóxicas y emisiones en forma de aerosol representan un grave riesgo para quienes los consumen”, expusieron las dependencias en un comunicado.

Sin embargo, estas acciones se dan luego de que en la Cumbre de Cigarros Electrónicos celebrada en Washington, funcionarios de la Administración de Alimentos y Drogas de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) lo consideraron un importante apoyo para tratar la adicción al tabaco.

Específicamente, Matthew Holman, director del Centro de Productos para el Tabaco de la FDA, aseguró que estos dispositivos constituyen un mecanismo para combatir el tabaquismo, por lo cual es necesario avanzar en la regulación de este tipo de dispositivos para combatir flagelos como el consumo entre menores de edad y el mercado negro.

Los dispositivos “tienen el potencial de motivar a los fumadores a reducir factores de riego, pero también se debe mitigar el consumo por parte de los jóvenes”, manifestó el funcionario en el marco de la Cumbre de Cigarros Electrónicos 2022.

De acuerdo con la organización México y el Mundo Vapeando, las acciones de Cofepris y Segob se dan luego de que, en febrero de 2020, se emitiera un decreto presidencial prohibiendo la importación de vapeadores , tomando como justificación los argumentos de las propias autoridades estadounidenses.

Por Raúl Castro-Lebrija

Artículo anteriorMás de 550MDD genera la industria audiovisual en CDMX
Artículo siguienteResultados trimestrales EU arriba de expectativas pasan a segundo plano entre inversionistas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí