Cuestionan expertos plan gubernamental combate inflación; costaría 400,000 mdp, excluyendo apoyo gasolinas

Tiempo de lectura aprox: 3 minutos, 3 segundos

Expertos coincidieron que el Programa Contra la Inflación y la Carestía (PACIC) presentado esta mañana por el secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Rogelio Ramírez de la O en Palacio Nacional, se traducirá en un mayor gasto público no programado que presionará las finanzas del país; algunas proyecciones lo estiman en 400,000 millones de pesos (mdp), excluyendo el costo del incentivo del IEPS a gasolinas y diésel.

Entre las principales características del PACIC destaca una estrategia de producción en la parte de la oferta a través de la estabilización del precio de la gasolina, diésel, gas LP y electricidad; el aumento en la producción de granos, la entrega de fertilizantes, y aranceles tasa 0 para productos de la canasta básica. Tomando en cuenta la estabilización de precios en gasolinas, dado a conocer por el SAT con anterioridad, el costo sería de alrededor de 800,000 mdp, de acuerdo con algunas proyecciones.

“El gobierno ha dicho que es de 1.4% ya contemplando los estímulos de la gasolina…nosotros creemos que va a ser un monto muchísimo mayor, de alrededor del 2% del PIB”, dijo a Fortuna Gabriela Siller, directora de Análisis Económico de Banco Base.

Un estudio del Grupo Financiero Invex firmado por Ricardo Aguilar, su economista en jefe, estima que con cifras preliminares, la intervención pública para mitigar el avance de los precios podría costar alrededor de 400,000 mdp, adicional a un monto del mismo orden anunciado por la jefa del Sistema de Administración Tributaria (SAT), Raquel Buenrostro, sobre el costo de la condonación del IEPS durante 2022.

Si bien el plan gubernamental no establece precios máximos para algunos de los insumos más afectados por la inflación (gasolinas, el gas LP, granos y fertilizantes, entre otros), es decir, no hay control de precios, la medida sí puede generar distorsiones sobre las Finanzas Públicas, coincidieron.

“No hay dinero que alcance para contener el precio de las gasolinas, y al final tendrá que repercutir en un gasto adicional por parte del gobierno”, señaló en entrevista por separado Carlos González, director de análisis económico, cambiario y bursátil de Grupo Financiero Monex.

Limitado

Los expertos coincidieron que el reordenamiento del gasto también implicaría dejar de ejercer recursos para proyectos multiplicadores que apuntalen a la economía mexicana en un entorno de presiones globales, lo que significaría seguir frenando el desarrollo de infraestructura y obras que involucren al Sector Privado, por las limitantes a las que ahora se vería sujeto el gasto en Inversión Física.

Además, ejercer un mayor gasto público incrementa la presión en los recortes de la calificación crediticia del Soberano de México.

“…los excedentes petroleros no dan para más; inclusive un mayor gasto público o tener finanzas públicas balanceadas no implica que este gasto público se esté ejerciendo de manera eficiente; con ese dinero se pudieran haber hecho otras cosas”, resaltó Siller en la entrevista.

Con una escalada inflacionaria que responde principalmente a las presiones de la economía global en su conjunto, es mejor “enfrentar una alta inflación con una economía creciendo, que con una economía con un débil crecimiento”.

Siller indicó que las finanzas públicas hasta el primer trimestre señalan un subejercicio del gasto en inversión física, que originalmente suponía para el gobierno mexicano alcanzar un máximo histórico en este año, del orden de 33%, lo que contrasta con el ejercicio en inversión financiera, que creció por arriba del 50%.

En su informe sobre las finanzas públicas del tercer trimestre del año, la SHCP dijo que la inversión financiera se incrementó en 8.5% contra igual periodo de 2021, al pasar de 2,195 mdp a 2,374 mdp y derivado del registro de aportaciones patrimoniales del gobierno federal hacia Pemex y para continuar la construcción de la Refinería “Olmeca”, en Dos Bocas, Tabasco, además de los gastos de la empresa petrolera asociados a la compra de la Refinería Deer Park.

“…también nos preocupa el impacto de una conclusión abrupta de estos estímulos sobre la inflación, sobre todo si los precios internacionales de los productos considerados se mantienen muy altos”, dijo a su vez Aguilar, de Invex.

Los expertos coincidieron que, al menos hasta el momento, es complejo determinar si el PACIC permitirá controlar la inflación. O si no lo logrará.

“El talon de Aquiles en un pacto es su duración y si bien el que no haya habido un control de precios es positivo, se queda en un pacto como de amigos”, expresó en la entrevista González, de Monex.

“Nos unimos al llamado de su administración para que el gobierno, las cadenas comerciales, lo proveedores y otras empresas trabajemos juntos para enfrentar este reto…cuente con el compromiso de las cadenas comerciales y de Walmart de México y Centroamérica para lograr esos objetivos”, declaró el vicepresidente de la compañía, Alberto Sepúlveda, ante el presidente Andrés Manuel López Obrados, durante la presentación del programa que detalló Ramírez de la O.

La estrategia de comercio exterior del plan implica aranceles cero a la importación en 21 de 24 productos de la canasta básica y 5 insumos estratégicos, principalmente granos, y otras medidas como realizar reservas estratégicas de maíz, precios de garantía en maíz, frijol, arroz y leche y el fortalecimiento Diconsa/Liconsa.

También involucra una estrategia de distribución a través de una mayor seguridad carretera, y de no incrementar el peaje de Caminos y Puentes Federales (Capufe); exención de carta porte, beneficios para tarifas ferroviarias y mejoras en el sistema aduanal y portuario.

Artículo anteriorBolsas de valores “palomean” decisión FED, pero futuros EU reportan bajas: Vector
Artículo siguienteResurge nerviosismo por perspectiva tasas de interés; caen BMV y Nyse 1.38% y 3.39%

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí