Insolvencia de Crédito Real no representa riesgo sistémico para el sector financiero nacional: SHCP

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 53 segundos

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público estimó hoy que la situación de insolvencia de Crédito Real, una Sociedad Financiera de Objeto Múltiple  (Sofom), dedicada a la derrama de créditos con descuento a nómina, no debería implicar riesgos para la estabilidad o funcionamiento del sistema financiero mexicano, por lo que no se anticipa un efecto de cascada para otras instituciones.

Sin embargo, las autoridades financieras mexicanas se encuentran monitoreando muy de cerca la evolución de la situación financiera y proceso legal de Crédito Real.

La SHCP aseguró que se busca garantizar que se atiendan las disposiciones de ley y se protejan los derechos de los usuarios de sus servicios financieros.

“Consideramos que no debe haber contagio hacia otros participantes que tienen buen desempeño en el sector de Sofomes. Estamos todos obligados a distinguir entre empresas responsables, con un buen manejo y sana situación financiera, para evitar generalizaciones que afectan injustamente a entidades sanas, con buen desempeño y manejo responsable”, dijo la dependencia en un comunidado.

La dependencia recordó que Crédito Real es una sociedad financiera de objeto múltiple, entidad no regulada (SOFOM, E.N.R), dedicada a otorgar créditos a población de bajos ingresos y créditos de nómina (nominera). Agregó que Crédito Real no requiere autorización de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para operar, pero está sujeta a la supervisión de la CNBV en materia de operaciones ilícitas, y de CONDUSEF, en cuestiones de Prevención de Lavado de Dinero.

El cuarto trimestre de 2021, Crédito Real reportó una pérdida neta de 359.4 millones de pesos.

En febrero de 2022, Crédito Real incumplió el pago de un bono de 170 millones de Francos Suizos.

En marzo de 2022, Crédito Real anunció que se encuentra reestructurando su cartera y está valorando la posibilidad acogerse al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos.

El Capítulo 11 permite establecer un período de negociación de los términos de la liquidación de una empresa, incluyendo la reorganización de sus activos y pago de deudas. La posición financiera de Crédito Real es desfavorable.

Durante lo que va de 2022, las acciones de Crédito Real acumulan una caída de 82%.

Para 2022, Crédito Real 2 tiene vencimientos de deuda que suman 14 mil 639 millones de pesos, de los cuales 52% corresponde a líneas de crédito revolvente.

Crédito Real no es una institución sistémicamente importante a nivel local, pese a ser una de las nomineras más grandes de México.

En entrevista para la revista Proceso, Enrique Díaz Infante, director especialista del Sector Financiero y Seguridad Social del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY) no existe, justificación de riesgos sistémico, dado que Crédito Real decidió endeudarse con emisiones de bonos en mercados extranjeros.

Es, en todo caso, un problema de grupo de interés, de intermediarios que participaron en negocios que ahora se ven afectados por la pandemia, el cambio del entorno político y, por supuesto, los problemas económicos como la precariedad en el empleo. Otras SOFOMES podrían enfrentar problemas similares, pero no es un riesgo sistémico, dice Díaz Infante.

“La intervención del estado solo se justifica cuando hay una falla de mercado”, dijo Díaz Infante y agregó: “Este claramente no es el caso y Crédito Real ahora promete a sus tenedores en sus negociaciones que habrá un cambio en leyes para apuntalar su reestructura. Eso no debería suceder”.

Artículo anteriorEl acero entre las sanciones de la UE a Rusia
Artículo siguienteCrisis de nomineras por irregularidades contables y falta de apoyo a economía en pandemia: KBRA

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí