Adelantan índices IMEF cierre dinámico de economía en primer trimestre 2022

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 46 segundos

Dos indicadores anticipados sobre el desempeño de la economía mexicana, el IMEF Manufacturero y el No Manufacturero (Sector Servicios), sostuvieron el paso hacia su recuperación en marzo, tras avanzar 1.2 y 1.7 puntos, respectivamente, arriba de un umbral de expansión de 50 enteros.

El Indicador IMEF Manufacturero ubicó en 52.3 unidades en el tercer mes del año, acumulando dos meses en zona de expansión, mientras que el Índice No Manufacturero marcó 52.8 unidades, ambos por arriba, nuevamente, del umbral de 50 unidades.

“Este resultado, junto con el de febrero, adelantan un cierre dinámico en la actividad económica del 1T22 (primer trimestre)” aseveró el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), creador de la metodología.

En enero, el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE), clave para entender la trayectoria del PIB mexicano, mostró un avance de 0.4% a tasa mensual, mientras que el índice anticipado IOAE indica la la posibilidad de que la actividad económica haya crecido 0.3% durante febrero.

Con relación a los cinco subíndices que integran el Indicador IMEF Manufacturero estos mantuvieron su canal en la zona de expansión durante marzo, aunque el subíndice de Inventarios disminuyó su ritmo, pasando de 54.7 a 52.8 puntos; el resultado es relevante pues sugiere que la actividad manufacturera aceleró su dinamismo en los primeros tres meses del año, agregó el instituto.

Por su parte, todos los componentes del Indicador IMEF no Manufacturero exhibieron alzas “lo que nos sugiere que la actividad económica No Manufacturera cierra fuerte el 1T22 (primer trimestre)”, dijo la organización de financieros con relación al comportamiento de los sectores Servicios y Comercial.

El IMEF recuerda que cuando el mundo se dirigía hacia una época de normalidad tras la mayor crisis sanitaria y económica en 100 años, la guerra en Ucrania desatada a finales de febrero trajo “una gran incertidumbre sobre muchos aspectos”. Uno de ellos, es el impacto económico de corto, mediano y largo plazo “de este cisma en el orden mundial”.

“Hasta el momento los canales de transmisión del conflicto hacia la economía global han sido el rebalanceo de portafolios de inversión hacia activos más seguros y el incremento de los precios de varias materias primas, principalmente petróleo y granos, que cotizan en los mercados de futuros, que son los principales productos de exportación de Rusia y Ucrania”, aseveró.

El instituto también refirió la presión en precios provocada por el conflicto bélico ante el incremento de las materias primas y otros productos y servicios, y en respuesta a la expectativa de que las disrupciones en la cadena de suministro global producto de la Pandemia, tengan una mayor duración o, inclusive, un mayor deterioro, afectando las expectativas de inflación y de crecimiento económico.

En el caso de México en particular, resalta, la economía se ha venido beneficiando en gran medida de altas tasas de crecimiento del PIB en Estados Unidos, el principal socio comercial del país y la mayor economía mundial.

“Si bien, la coyuntura económica continúa siendo compleja, la mayor movilidad y apertura de negocios ante la caída de contagios por Covid19 sugieren un buen comienzo de año de la economía”, sostuvo el IMEF.

También te puede interesar:  Sigue empujando a remesas más empleo de mexicanos en EU: BBVA

Artículo anteriorAlicia Bárcena deja la CEPAL luego de 14 años de gestión
Artículo siguienteConforma el Qualitas Subaru Rally Team competitivo equipo para destacar dentro y fuera del país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí