JIFE completa evaluación sobre tres nuevos precursores de fentanilo

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 56 segundos

La Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) completó su evaluación sobre tres precursores nuevos de fentanilo – 4-AP, boc-4-AP y norfentanilo- para su posible inclusión en la lista I de la Convención de las Naciones Unidas contra el Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Sicotrópicas de 1988.

En relación con esto, Raúl Martín del Campo, maestro en psicología de las adicciones por la UNAM, informó que, a pesar de muchas de estas sustancias tienen fines legítimos en la medicina, la junta ha publicado y distribuido entre los gobiernos una lista con 150 sustancias relacionadas con el fentanilo ilícito para que estos, a su vez, trabajen con su industria privada -farmacéutica o química- y se mantengan al tanto de cuáles son las sustancias precursoras que no deben fabricarse.

Sin embargo, en entrevista para Salud, Dinero y Amor, del Campo, quien también es miembro de la JIFE apuntó que con el auge de la tecnología el modus operandi del narcotráfico y, en específico, la distribución de drogas sintéticas, se modificó a nivel global; actualmente estos grupos ya no necesitan de los grandes cultivos o de extorsionar a los campesinos para sustraer las sustancias en ellos y tampoco de aviones o submarinos para distribuirlos.

Explicó que, en el caso del fentanilo el modus operandi más común consiste en comprar por internet pocos gramos de las sustancias precursoras, los cuales se pueden enviar por servicios de paquetería o en servicios de cartas gracias a que todos los países tienen leyes que protegen la privacidad, lo que dificulta a las autoridades detectar e interceptar ese tipo de tráfico de sustancias sintéticas “tan potentes que con muy poquitos gramos te puede fabricar muchísimas dosis.”

Por lo anterior, Raúl Martín del Campo exhortó a adoptar medidas concretas a nivel mundial como compartir sistemas de inteligencia que permitan perfilar los envíos que sean sospechosos para lo cual, reveló, “la JIFE cuenta con plataformas en las que autoridades de cada país pueden consultar cuáles son las variables que de alguna manera están asociadas con envíos que ya se han incautado antes”.

Del mismo modo, recomendó agilizar los trámites relacionados con las órdenes judiciales para abrir paquetes sospechosos, así como equipar y capacitar al personal aduanero o de los servicios postales porque señaló que muchas veces estas sustancias son tan potentes que si la piel humana tiene contacto con ellas las personas podrían intoxicarse de manera importante.

“es muy importante también que haya infraestructura en este sentido para poder hacer la intervención de esta sustancia.”

En el caso de México, Raúl Martín del Campo destacó que el país tiene el reto de ejercer la suficiente inteligencia en sus acciones de combate al narcotráfico por ser el vecino del mayor fabricante de drogas del mundo, además del mercado más grande.

A pregunta expresa, del Campo dio a conocer que la JIFE lanzó el informe de este año retomando el tema del lavado de dinero bajo la creencia de que los flujos financieros ilícitos relacionados con el tráfico de drogas amenazan el desarrollo político, económico, social y seguridad de todos los países.

“Además de que se genera este círculo vicioso de corrupción donde estos flujos ilícitos se utilizan para corromper autoridades y a su vez estas autoridades permiten que se sigan distribuyendo estos flujos ilícitos”, finalizó.

 

También te puede interesar: Barclays y Goldman estiman contracción dos dígitos de economía Rusia

Artículo anteriorSiga aquí la transmisión de la inauguración del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles – #AIFA
Artículo siguiente“Madre coraje y sus hijos”, una obra sobre la realidad mexicana

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí