Actuará FED con celeridad si se requiere tasa más alta: Powell

Tiempo de lectura aprox: 3 minutos, 36 segundos

El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED), Jerome Powell, indicó que se actuará “rápidamente” para controlar las presiones inflacionarias alcistas en la primera economía mundial, lo que implicaría un ritmo de incremento en la tasa de interés referencial mayor al habitual.

“El mercado laboral está muy fuerte y la inflación es demasiado alta”, dijo Powell en una conferencia de la Asociación Nacional de Economía Empresarial (NABE, por sus siglas en inglés), de acuerdo con información de la agencia Reuters.

“Existe una necesidad obvia de moverse rápidamente para devolver la postura de la política monetaria a un nivel más neutral, y luego pasar a niveles más restrictivos si eso es lo que se requiere para restaurar la estabilidad de precios”, afirmó el número uno de la FED.

En particular, agregó, “si en una reunión o reuniones concluimos que es apropiado actuar de manera más agresiva elevando la tasa de los fondos federales en más de 25 puntos básicos, lo haremos”.

La semana pasada, los funcionarios que diseñan las políticas de la FED elevaron la tasa de interés por primera vez en tres años y señalaron que se avecinan más aumentos en curso.

El grueso de los funcionarios prevé que la tasa de corto plazo en EU, que permaneció durante dos años cercana a cero, subirá a un nivel de 1.9% al cierre de 2022, un ritmo que podría lograrse con aumentos de un cuarto de punto porcentual en cada una de las próximas seis reuniones de política monetaria programadas en este año.

Para finales de 2023, los formuladores de políticas de la FED esperan que la tasa de interés de referencia a un día del banco central sea del 2.8%, lo que llevaría el costo de los préstamos a un nivel en el que realmente se comenzaría a dudar sobre un crecimiento sostenible de la primera economía mundial.

La mayoría de los funcionarios del Banco Central estadounidense, sin embargo, ven un nivel “neutral”, entre 2.25% a 2.5% al término de 2023.

Powell refrendó el lunes que los ajustes anunciados por la FED en el balance público podrían comenzar en mayo, un proceso que podría endurecer aún más las condiciones financieras.

Caen mercados

Tras el discurso de Powell, las acciones estadounidenses extendieron sus pérdidas mientras que operadores aumentaban sus apuestas de que la FED ofrecerá un aumento de tasas de medio punto porcentual en su reunión de política monetaria en mayo.

“Esto no va a ser solo un fenómeno táctico a corto plazo”, dijo Kevin Flanagan, director de estrategia de renta fija de WisdomTree Investments en Nueva York. “Este es un tipo de mensaje más estratégico, creo, de la FED”.

Entretanto, el consenso apunta a un endurecimiento más agresivo o abrir la discusión encaminada hacia este objetivo.

El presidente de la FED de Atlanta, Raphael Bostic, aseveró el lunes que espera un camino ligeramente más suave de aumentos de tasas que la mayoría de sus colegas, pero que no descarta aumentos de tasas más amplias que lo habitual “si eso es lo que los datos sugieren que es apropiado”.

El viernes de la semana pasada, el gobernador de la FED, Chris Waller, dijo que estaría a favor de una serie de aumentos de tasas de medio punto porcentual para tener un impacto más rápido en la inflación.

La tasa de desempleo en la primera economía mundial es de 3.8%, promediando el nivel de años recientes, mientras que las vacantes laborales están en un nivel récord. La combinación ha permitido una carrera alcista en los salarios a un ritmo que no podrá ser sostenible.

“Hay un exceso de demanda”, dijo Powell, y agregó que “en principio” una política monetaria menos acomodaticia podría reducir la presión en el mercado laboral y ayudar a estabilizar la inflación sin aumentar el desempleo, generando un “aterrizaje suave” en lugar de una recesión.

Riesgos

Según el indicador preferido de la FED, la inflación es tres veces la meta del 2% del banco central, empujada hacia arriba debido a que las cadenas de suministro han tardado más en normalizar su operación de lo que la mayoría esperaba, lo que podría empeorar a medida que China responde a nuevos confinamientos por el resurgimiento de Covid-19 en varias provincias.

Además de la presión sobre los precios, la guerra de Rusia en Ucrania está elevando los costos del petróleo, amenazando con aumentar aún más la inflación.

Estados Unidos, ahora el mayor productor de petróleo del mundo, está mejor capacitado para resistir hoy un shock petrolero que en la década de 1970, aseveró Powell.

Aunque la FED en tiempos normales probablemente no endurecería la política monetaria para hacer frente a lo que al final podría ser un aumento temporal en los precios de las materias primas, dijo Powell, “aumenta el riesgo que un período prolongado de alta inflación pueda hacer que las expectativas a largo plazo sean incómodamente más altas”.

Realidad y estimados

Durante 2021 el Banco Central estadounidense pronosticó en varias ocasiones que la presión en las cadenas de suministro disminuiría y la inflación cedería, aunque la realidad arrojó otra cosa.

“A medida que establezcamos la política, buscaremos el progreso real en estos temas y no asumiremos un alivio significativo del lado de la oferta a corto plazo”, dijo Powell el lunes.

Los formuladores de la política monetaria comenzaron el presente año esperando que la inflación alcanzara su punto máximo durante este trimestre y que se enfriara en la segunda mitad del año.

“Esa historia ya se ha derrumbado”, dijo Powell. “En la medida en que continúe desmoronándose, mis colegas y yo bien podemos llegar a la conclusión de que tendremos que actuar más rápido y, de ser así, lo haremos”.

Los formuladores de políticas de la FED esperan controlar la inflación sin afectar el crecimiento, o hacer que el desempleo vuelva a subir. Los pronósticos del Banco Central publicados la semana pasada sugieren que se ve un margen para alcanzar el objetivo, con una perspectiva mediana de inflación cayendo a 2.3% para 2024, pero el desempleo aún en 3.6 por ciento.

Powell dijo que espera que la inflación caiga “cerca del 2%” en los próximos tres años, y que, si bien un “aterrizaje suave” puede no ser sencillo, hay muchos precedentes históricos. “La economía es muy fuerte y está bien posicionada para manejar una política monetaria más estricta”, sostuvo Powell.

Artículo anterior“Madre coraje y sus hijos”, una obra sobre la realidad mexicana
Artículo siguienteHuawei apuesta por los “influencers”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí