Agobia a expertos inflación por presión adicional de conflicto Ucrania; ven alza 50 pb en tasa

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 30 segundos

Expertos alertaron que la escalada del conflicto Rusia-Ucrania, que ayer sumó un nuevo episodio por la medida de EU de suspender las importaciones de petróleo ruso hacia la primera economía mundial, traerá impactos en la inflación global y local, provocando nuevos desafíos.

El repunte en los precios de bienes y servicios en México volvió a superar las expectativas en febrero, al avanzar en +0.83% a tasa mensual, la más elevada para un mismo mes en los últimos 22 años; el resultado más próximo sólo compara con el de febrero de 2021, el cual, ante los efectos plenos de la disrupción provocada por la Pandemia, provocó un incremento de +0.63%.

“La inflación seguirá siendo un tema central en la coyuntura económica, especialmente ante el estallido del conflicto bélico en Ucrania”, apuntó el grupo financiero Monex en un escrito.

Medida a tasa anual, la inflación del País observó un crecimiento de +7.28% en el segundo mes del año, superior a la proyección de +7.23%, moviendo la expectativa del mercado que ahora apunta hacia incrementos de 50 puntos base (pb) en la tasa de interés referencial durante la próxima reunión de política monetaria del Banco de México (Banxico), programada para el 24 de marzo.

“Ahora esperamos que el Banco Central aumente su tasa de referencia en 50 pb, en lugar de 25 pb”, dijo hoy en una nota la casa de bolsa Finamex, similar a la postura de otras firmas financieras.

La encuesta de expectativas económicas publicada por Citibanamex en esta semana destacaba ya que el 69% de los 29 especialistas consultados apuntaba un alza de 50 pb en la tasa referencial, contra el 28% que pensaba lo mismo en un sondeo anterior.

La gasolina

La presión mensual de la inflación de febrero reflejó fuertes incrementos de los energéticos, tanto de gas LP como de gasolinas ante la escalada en la cotización internacional del petróleo.

Sin embargo, los expertos sostienen que esto apenas comienza.

Apenas ayer, el presidente Joe Biden dijo que cerrará las importaciones de combustibles fósiles de Rusia, lo que incluye, además, gas natural y carbón.

El petróleo ruso representó alrededor del 3% de todos los envíos de crudo que llegaron a Estados Unidos durante 2021, lo que se traduce en más de 600,000 barriles por día, de acuerdo con la Administración de Información de Energía estadounidense. Si se suman otros productos derivados del petróleo -como el gasóleo sin procesar, que se puede usar para producir gasolina y diésel- Rusia representó alrededor del 8% de las importaciones de petróleo para la economía más grande del mundo, también el principal socio comercial de México.

“En concreto, el conflicto en Ucrania ha inducido escasez a nivel internacional e incrementos en los precios de materias primas (como) energéticos, granos (y) metales, así como nuevos cuellos de botella en el transporte de mercancías.

“Además, siguen vigentes otros factores que pudieran incidir sobre la inflación, como la reciente depreciación del peso mexicano, la persistencia de altos niveles en la inflación subyacente y su efecto sobre la formación de expectativas de precios, los incrementos al salario mínimo, etc”, destacó el banco Bx+ en un informe.

Las presiones en varios frentes han provocado choques en la oferta, impactando el aumento en costos; uno de los más afectados en febrero fueron los de la tortilla de maíz, alimento básico en la dieta diaria del mexicano, mientras que la inflación no subyacente exhibió una escalada en el precio del gas LP de +5.7% y de la gasolina de bajo octanaje de +1% más, en apenas un mes.

Con relación a la trayectoria de los precios de la gasolina, los analistas resaltaron el papel de los subsidios al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que se da en México, ya de por sí altos, mientras que las repercusiones del conflicto geopolítico no se verán hasta la inflación de marzo.

“En concreto, la parte corta de la curva descuenta alzas implícitas de +253 pb para lo que resta del año, comparado con +200 pb antes del inicio de la guerra en Ucrania.

“Las apuestas por un alza de 50 pb en la siguiente decisión de Banxico se han consolidado y la probabilidad de movimientos similares en mayo, junio, agosto y septiembre ha incrementado”, apuntó Banorte.

“El riesgo de tener nuevamente una inflación general de más de 7.00% anual al cierre de año está latente”, destacó a su vez Monex, contra todo pronóstico que en su medición mediana apuntaba hacia una inflación general al término de 2022 de +5%, apenas el lunes pasado.

Artículo anteriorSabor es Polanco… por la reactivación del sector
Artículo siguienteMenores exportaciones limitarán los beneficios para México del alza en precios del petróleo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí