América Latina requiere reformas estructurales aceleradas más allá del shock pandémico: Moody´s

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 21 segundos

Al actualizar sus Perspectivas macroeconómicas globales, marcadas por una recuperación de la economía más débil y presiones inflacionarias, la calificadora Moody´s dijo que América Latina requiere de reformas estructurales aceleradas para destrabar los diques que aquejan el crecimiento de la productividad y de la inversión desde antes de la Pandemia.

En América Latina, abordar los impedimentos estructurales para el crecimiento de la productividad y la inversión que precedieron al shock pandémico requiere reformas estructurales aceleradas”, destacó, al presentar el jueves una actualización de su Globla Macro Outlook 2022-23, donde indica que la economía global iniciará una fase de crecimiento estable hasta el 2023, una vez que disminuyan los desequilibrios entre la oferta y demanda y la escasez de la mano de obra.

Aunque la perspectiva para México mantuvo crecimientos de +5.5%; 3% y de 1.9% para los cierres de 2021, 2022 y 2023, respectivamente, Moody´s mencionó que el grupo de economías del G-20, de donde México forma parte, crecerá de manera conjunta en +5.8% en este año, +4.4% el próximo y +3.2% en 2023, después de una contracción conjunta de -3.2% durante el año pasado.

El impulso de crecimiento más débil de lo esperado y una sorpresa al alza para la inflación han afectado algo del optimismo en torno a la recuperación económica mundial”, anotó la agencia de riesgos crediticios.

En el update de su perspectiva, Moodys incorpora la desaceleración económica de los dos motores vitales para crecimiento global, Estados Unidos y China.

A lo largo del próximo año habrá todavía incertidumbre en torno a la Pandemia desatada por el Covid-19, dijo, aunque la cadena de suministro comenzará a disminuir sus desequilibrios, al igual que la mano de obra, “permitiendo que la economía entre en un crecimiento estable hasta 2023”.

Los pronósticos de referencia reflejan nuestra opinión de que el desajuste actual entre oferta y la demanda debería mejorar en los próximos trimestres, permitiendo que la inflación se desacelere”, aseveró.

Respecto a las perspectivas de crecimiento de los países de mercados emergentes, donde figura México, la agencia resaltó que los avances dependerán de las mejoras individuales en aspectos como el gasto en los hogares, el consumo, y la actividad empresarial.

Esta base es necesaria para dar impulso a un nuevo ciclo en el gasto de capital, la creación de empleos y las mejoras en los ingresos de los individuos que abra paso a un crecimiento económico con una base más amplia.

Artículo anteriorAprobación de reforma eléctrica de AMLO será para el 15 de abril del 2022
Artículo siguienteProducción de 1,860 millones de toneladas de acero en 2020 emitió 2,600 millones de toneladas de CO2

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí