Dificulta iniciativa de CFE y Pemex ágil transición a energías limpias en México: Moody´s

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 43 segundos

La iniciativa del Ejecutivo Federal de reformar la ley eléctrica, con efectos directos en la Comisión Federal de Electricidad (CFE), y la posición de Petróleos Mexicanos (Pemex), dificultan al País en su transición hacia energías renovables y más limpias, dijo el martes la agencia de riesgos crediticios Moody´s Investors Service.

La propuesta de reforma modifica el criterio de despacho eléctrico para favorecer el que genere la CFE en plantas con recursos fósiles sobre el despacho de privados de energía más limpia, lo que “probablemente retrasará el desarrollo de nuevos proyectos renovables”.

También es probable que retrase el objetivo de la empresa de servicios públicos de generar 35% de su energía proveniente de fuentes limpias para 2024”, resaltó.

Sobre Pemex, Moody´s apuntó que no tiene objetivos en cuanto a la medición de sus emisiones, mientras que en la parte de generación de dióxido de carbono (CO2) equivalente repuntó 12.5% entre 2019 y 2020, a pesar de la menor producción reportada por la petrolera mexicana en ese lapso.

Si bien Pemex es un productor de crudo de bajo costo, su enorme deuda y carga tributaria, así como su pequeña rentabilidad consolidada, limita su capacidad para invertir en la transición del carbono”, sentenció la agencia.

El 6 de octubre pasado, Moody´s señaló que la iniciativa de reforma enviada por el Ejecutivo al Congreso, además de ser nociva, involucra el estatus crediticio de la CFE, que, a diferencia de Pemex, cuyo estatus es especulativo, goza aún de un grado de Inversión similar al Soberano de México (“Baa1”).

Potencial ¿desperdiciado?

En su investigación presentada este martes, cuyo tema central radica en que muchos sectores económicos de América Latina se están adaptando a la transición 0 emisiones, independientemente de los mandatos de cada país, Moody´s resaltó que los recursos solares son “particularmente extensos” en partes de México y Brasil, así como en el norte de Chile y Argentina.

Hasta hoy, de acuerdo con Moody´s México utiliza el 10% de los recursos provenientes de la energía solar.

El creciente uso de energías renovables refleja los bajos costos de desarrollo, los incentivos gubernamentales y la amplia disponibilidad de recursos naturales, particularmente eólicos y solares”, aseveró la agencia sobre la Región.

Moody´s concluye en su análisis que el uso de energías renovables está creciendo.

La radiografía de México en su uso arroja que 40%, proviene del Gas Natural; 15% del petróleo; 15% de hidroeléctricas; 10% de energía solar; 10% de energía eólica; 8% del carbón; 2% de la energía nuclear y 2% de otros.

Moody´s subraya que si bien la mayoría de las principales economías de América Latina no tiene objetivos definidos para la reducción gradual de emisiones en un momento que están más enfocados en políticas vinculadas con la reactivación del crecimiento, varias industrias ya están tomando acciones.

“Las compañías de metales y mineras de la región tienen niveles manejables de exposición a la transición de carbono debido a que algunas producen “metales verdes” que ayudarán a compensar sus niveles brutos de emisión”, aseveró.

Artículo anteriorFuncionarios investigados por Línea 12 ya ganaron juicios al gobierno de la ciudad, advierte Ebrard
Artículo siguienteCrecen suscriptores pero baja utilidad neta de América Móvil al 3T2021

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí