Ley eléctrica propuesta deteriora marco institucional y confianza de inversión: Moody´s

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 50 segundos

La iniciativa de reforma a la Ley de la Industria Eléctrica (LIE) propuesto por el Ejecutivo Federal trae implicaciones nocivas en materia de inversión, marco institucional y cumplimiento de las metas de energía limpia, señalaron ejecutivos de la agencia de riesgos crediticios Moody´s Investors Service.

La propuesta de eliminar los reguladores energéticos reduce de manera manifiesta la transparencia de los costos y operación del Sector” expuso Roxana Muñoz, analista asociada de la firma calificadora.

Con esto se afecta además la confianza de los inversionistas y se deteriora en forma marcada el marco institucional, agregó Muñoz.

De acuerdo con partes del documento de la iniciativa de Reforma Eléctrica enviada el día previo por el Ejecutivo Federal al Congreso de la Unión, Los órganos reguladores coordinados en materia energética Comisión Nacional de Hidrocarburos y Comisión Reguladora de Energía, se suprimen. Su estructura y atribuciones se incorporan a la Secretaría de Energía, en lo que corresponda”.

La propuesta se suma a los cambios en la Ley de Hidrocarburos y son contrarios a la sustancia de promover la inversión privada nacional y extranjera en materia energética, uno de los referentes centrales de la Reforma Energética propulsada por la administración de Enrique Peña Nieto en el sexenio pasado.

La nueva propuesta para el Sector Eléctrico para “fortalecer” a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) limita la participación de inversionistas privados a 46%, mientras que la CFE detentaría el 54 por ciento.

Actualmente en materia de generación de consumo, estas participaciones llegan a 54% para privados y a 38% para la empresa CFE.

La iniciativa también plantea cancelar los permisos de generación eléctrica otorgados, así como derogar los contratos de compraventa de electricidad y de diversas figuras de generación privada, así como las solicitudes pendientes de resolución.

En este “nuevo sistema eléctrico” se cancelarían los Certificados de Energías Limpias (CEL) que debe adquirir la Suministradora de Servicios Básicos de la CFE a compañías privadas.

Adrián Garza, vice president y analista principal de Moody´s dijo que la iniciativa desincentiva la inversión en energía renovable, lo que impediría que México cumpla sus metas de energía limpia, calendarizadas para el 2030.

La iniciativa de reforma afirma que la CFE fue excluida de este negocio pese a que sus centrales generan 55% de la energía limpia del País.

La Reforma planteada por el Ejecutivo Federal, representado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, acusa que los cambios del Sector en el sexenio pasado prohibieron a la CFE a participar en las subastas eléctricas de largo plazo de energías limpias, mientras que los generadores privados recibieron pagos del orden de 6,159 millones de pesos (mdp).

“La CFE será responsable de la ejecución de la Transición Energética en materia de electricidad, así como de las actividades necesarias para ésta”, señala la propuesta.

Debido a la importancia para la Transición Energética no se otorgarán concesiones sobre el litio y demás minerales estratégicos necesarios.

La iniciativa determina que ahora la participación de privados en el sector se sujetará a la planeación, control y regulación a cargo de la CFE.

Lo anterior, según la propuesta del Ejecutivo Federal, busca garantizar la continuidad de la generación de electricidad para la prestación del servicio público.

Artículo anteriorAlsea anuncia expansión de sus operaciones en Europa
Artículo siguienteBajo desempleo de mexicanos en EU, razón del incremento en remesas: Banorte y BBVA

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí