Aumenta Evergrande aversión al riesgo global

© Reuters

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 30 segundos

Por Jaime Aguilera*

Group Evergrande Property Services Group Ltd es el segundo promotor inmobiliario de China. La empresa tiene 200,000 empleados y genera 3.8 millones de empleos indirectos. Posee casi 1,300 proyectos en 280 ciudades y ha vendido casas a 12 millones de propietarios.

Adicionalmente, a través de su subsidiaria de desarrollo inmobiliario, participa además en casi 2,800 proyectos en más de 310 ciudades de China. La compañía cotiza en la bolsa de Hong Kong y se ha expandido en los últimos años a los sectores de alimentos, automóviles, seguros de vida, audiovisuales, parques de diversiones, tecnología y entretenimiento.

Sin embargo, la empresa debe 300 mil millones de dólares (mdd) aproximadamente un 2% del valor del PIB chino, siendo la inmobiliaria más endeudada del mundo.

Sus problemas salieron a la luz cuando el Gobierno de Xi Jingping anunció medidas para controlar el endeudamiento de las inmobiliarias.

La compañía reveló que tenía problemas de liquidez y advirtió la posibilidad de caer en “default” debido a la dificultad para afrontar sus pagos.

Evergrande debe dinero a alrededor de 171 bancos nacionales y otras 121 firmas financieras. Adicionalmente, 19 mil mdd de bonos de la empresa están en posesión de inversionistas en diferentes partes del mundo, por lo que esto podría tomar dimensiones globales.

Ya en Asia, otros bonos corporativos están experimentando pérdidas en el precio que han llevado a rendimientos promedio de 13%, golpeando a fondos institucionales globales.

S&P y Moody’s revisaron la calificación de la compañía a C en este mes.

El colapso de Evergrande podría significar una catástrofe financiera que algunos especialistas califican como un potencial Lehman Brothers chino

El más grande temor es el posible “efecto contagio”: Los principales acreedores de Evergrande son bancos e inversionistas chinos, que perderían miles de millones si el gigante defrauda sus obligaciones financieras.

Además, se estima que alrededor de un millón y medio de clientes podrían perder depósitos en casas que aún no se han construido.

Evergrande ha tenido también problemas para pagar a sus proveedores: Se teme que, si Evergrande colapsa, la crisis pueda extenderse a otras empresas inmobiliarias de China y crear un riesgo sistémico por problemas de solvencia en el mercado financiero de la segunda economía más grande del mundo.

Según Reuters, los bancos se han negado a otorgar nuevos préstamos a compradores de sus proyectos residenciales.

Financieramente, las acciones del grupo Evergrande se desplomaron un 10.6% este lunes en la Bolsa de Hong Kong, registrando su menor nivel de cotización en más de 11 años, y han caído más de 80% este año. La acción y los bonos de la empresa están incluidos en importantes índices asiáticos.

Como conclusión podemos decir que la falta de liquidez de Evergrande afecta a bancos, inversionistas, empleados, proveedores y al mercado de la vivienda en China, poniendo en riesgo el crecimiento de la economía de ese país.

Pero el riesgo más relevante es que la problemática se extienda a nivel internacional a través del canal financiero, dadas las pérdidas que necesitarían tomar los bancos e inversionistas, con un eventual problema en la liquidez del crédito global, representando una amenaza a la recuperación económica actual.

¿Posible rescate?

Dadas las grandes dimensiones del problema para la economía china y su potencial efecto adverso a nivel global, se está considerando un rescate por parte del gobierno chino.

De acuerdo con The Washington Post, Beijing habría pedido la elaboración de un plan para gestionar la deuda de la empresa. El plan incluiría coordinaciones con potenciales compradores de sus activos.

Sin embargo, no se sabe aún si Evergrande será rescatada, reestructurada o liquidada.

Por otro lado, otros especialistas del mercado inmobiliario chino han comentado que es difícil que Evergrande tenga el efecto “dominó” de Lehman Brothers.

A pesar de ser uno de los agentes inmobiliarios más grandes de China, su participación de mercado es de 4%, debido a la alta fragmentación de la industria en ese país.

La deuda local se encuentra bien respaldada por bienes raíces. El tamaño de la deuda de 19 mil millones de dólares a nivel internacional podría ser relativamente bien gestionada por los inversionistas institucionales globales por la diversificación de sus portafolios.

No obstante, el sector más dañado será sin duda el bancario dado que también enfrentarían pérdidas indirectas de proveedores de Evergrande.

Por eso, la dimensión de una probable desaceleración en China y un contagio financiero a nivel internacional son aún inciertos.

*Dirección de análisis Intercam Banco

jaguilera@intercam.com.mx

Artículo anteriorAumentaría cinco veces presupuesto de programas para el Bienestar en 2022: Javier May
Artículo siguienteAceleradora de Grupo Modelo recauda más de 200 mdd en dos años

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí