Reafirma Fitch “más débil” el perfil de riesgo de 25 municipios

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos

La agencia de riesgos crediticios Fitch Ratings dijo que hasta marzo de 2021 calificaba 31 municipios mexicanos en la categoría “A” en escala de México, que significa grado de inversión, donde seis municipios mantienen un perfil de riesgo “rango medio bajo” y 25 de ellos colocan en “más débil”.

Los únicos seis municipios con un perfil de riesgo “rango medio bajo” son San Nicolás de la Garza, en Nuevo León; Solidaridad y Benito Juárez, los dos en Quinta Roo; San Pedro Tlaquepaque y Tepatitlán, ambos en el estado de Jalisco y Boca del Río, Veracruz.

Los factores clave de riesgo que tomó en cuenta la calificadora son la solidez y adaptabilidad en materia de Ingresos; la sostenibilidad y adaptabilidad en materia de Gasto, y la solidez y flexibilidad en materia de Pasivos y Liquidez.

Entre los 25 municipios “más débil”, figuran Acolman, en el Estado de México (Edomex); Durango, Durango y Los Cabos, en Baja California Sur en las tres primeras posiciones, mientras que en las tres últimas se encuentran Tultepec, Estado México; Zacatecas, Zacatecas y en el último sitio coloca el municipio de Centro, en Tabasco. Junto con otros 11 municipios, los últimos tres de esta tabla incluyen como “más débil” la adaptabilidad en términos de Ingresos y son “más débil” también en la sostenibilidad y la adaptabilidad en materia de Gasto.

En el caso del municipio de Centro, en Tabasco, y en lo que comprende los ingresos operativos y la tasa anual de crecimiento, la valoración “más débil” responde a la volatilidad en los ingresos transferidos por la Federación, tomando en cuenta que la actividad principal económica de la entidad está vinculada principalmente con el Sector petrolero.

Para realizar su evaluación, Fitch partió de la calificación del Soberano de México de BBB, en grado de inversión. A partir de esta base, los factores clave de riesgo de los gobiernos locales mexicanos únicamente pueden ser clasificados en ‘rango medio’ o más débil’ aunque hasta marzo los seis municipios mencionados ubican el “rango medio bajo”.

Fitch mencionó que los indicadores de pobreza y marginación social desempeñan también un papel relevante para determinar la evaluación del factor clave de riesgoen la parte de adaptabilidad del Gasto.

En 2020, durante los primeros impactos provocados por la PandemiaCovid-19,México activó el Fondo de Estabilización de Ingresos para las Entidades Federativas (FEIEF) para compensar la baja en las participaciones federales (PF), tal como sucedió en la crisis financiera global de 2009 anteuna recaudación federal participable (RFP) menor a la estimado.

Dado que la caída de las participaciones federales no fue tan profunda como la de 2009, sólo se dispusieron cerca de43,000 millones de pesos (mdp) de lo programado, lo que dejó una reserva de30,600 mdp para este año.

México tiene 32 entidades federativas y 2,469 municipios.

La agencia indicó que dará seguimiento a las entidades cuyas métricas de liquidez entre 2019 y 2020indiquen un cambio de tendencia.

En el caso de Centro Tabasco y Valle de Bravo, el factor clave de riesgo en cuanto a la flexibilidad en el rubro de Pasivos y Liquidez podría cambiar a “más débil’ desde “rango mediosi persisten presiones en la razón de efectivo dividido a pasivo no bancario” que se refiere a coberturas de deuda por debajo de la relación de 1 vez.

En el caso contrario, Atizapán de Zaragoza (Edomex), Cajeme (Sonora), Salamanca (Guanajuato) Solidaridad (Quintana Roo) Tultepec (Edomex) y Zacatecas podrían mejorar su evaluaciónsi mantienen coberturas de liquidez por encima de 1 vez.

También te pueden interesar 

 

Artículo anteriorTasas de los valores gubernamentales se mantienen sin cambios
Artículo siguienteBMV gana en medio de una alta volatilidad financiera global

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí