Enfrentan retos nuevas Normas de acero para la construcción

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 53 segundos

Los principales retos para adoptar el proyecto de Norma Oficial Mexicana “PROY-NOM-251-SE-2020, Industria de la Construcción. Productos de hierro y acero” será la disposición al cambio y la obtención de un certificado por un Organismo de Certificación de tercera parte, comentó Gloria Marbán, Gerente de Operaciones de la división Plásticos Construcción y Uso Eficiente del Agua en NYCE (Normalización y Certificación NYCE, S.C)

La emisión de la norma oficial mexicana para productos de hierro y el acero, pretende que todos los productos de importación demuestren su cumplimiento con la normativa a la entrada al país, logrando con esto que cumplan las mismas especificaciones que los productos nacionales, así como identificar aquellos productos que de baja calidad o que no cumplan con la información comercial mínima necesaria establecida en la NOM y las especificaciones de la NMX aplicable.

En entrevista con Reportacero, Marbán expuso que con este proyecto de norma los fabricantes, importadores y/o comercializadores al tener que cumplir los requisitos de una norma, tendrán el mismo nivel de calidad en los productos que se comercializan en el territorio nacional, lo cual promueve una competencia leal, al mismo tiempo se da seguridad y confianza a los consumidores, al adquirir productos que han demostrado su cumplimiento con las normas.

El 28 de junio pasado, la Secretaría de Economía publicó un proyecto de Norma Oficial Mexicana que establece las especificaciones, métodos de prueba, la información comercial y evaluación de la conformidad, de los productos de hierro y acero para el sector de la construcción que se fabriquen, importen y/o comercialicen en territorio nacional para proporcionar seguridad al usuario de estos productos.

Para la especialista en materia de calidad y normativa se observan al menos tres retos para poner en marcha esta regulación, el primero es la disposición al cambio – es decir, los fabricantes e importadores deben fortalecer el nivel de concientización al interior de sus organizaciones, sobre la importancia de dar cumplimiento a la normativa nacional (sea Norma Mexicana o Norma Oficial Mexicana) y obtener un certificado por un Organismo de Certificación de tercera parte.

El segundo reto es estar preparados antes de la entrada en vigor de la NOM, asegurarse que sus productos cumplen las especificaciones de las normas y el tercer reto será contar con la infraestructura necesaria (material y humana), para asegurar el cumplimiento de los requisitos de las normas.

Detalló que para la certificación de productos de acero existen organismos como Normalización y Certificación NYCE (NYCE), que cuentan con la acreditación como Organismo de Certificación de Productos (OCP) de parte de una entidad de acreditación nacional, que en su alcance tiene diferentes normas del sector del hierro y del acero (como lo es la NMX-B-072-CANACERO-2017 para varilla corrugada de acero, grado 60).

“Los Organismos de Certificación de Producto como Normalización y Certificación NYCE, S.C. (NYCE), tenemos la obligación de dar ‘seguimiento’ sea en planta, almacén de producto terminado o punto de venta a de los productos certificados, con objeto de constatar que siguen cumpliendo con las especificaciones de la norma, bajo la cual se han certificado”, refirió.

En tanto que la vigilancia del mercado, también se puede realizar por las mismas empresas del sector, denunciando a aquellos productos que no cumplen con las normas.

Pilar Juárez/ ReportAcero

También te puede interesar: El diálogo económico de alto nivel con EU será el 9 de septiembre, confirma Ebrard

Artículo anteriorEl diálogo económico de alto nivel con EU será el 9 de septiembre, confirma Ebrard
Artículo siguienteExterna FESIIAAAN apoyo a trabajadores de General Motors

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí