Reprueba el CEESP la política social de López Obrador

Imagen: Internet

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 47 segundos

La política social del actual gobierno ha representado más un golpe que un beneficio a los hogares de menores ingresosy ha dejado a 18 millones de mexicanos fuera del sistema de salud, asegura el organismo.

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) reprobó la política social del gobierno de Andrés Manuel López Obrador al considerar que ha sido más un golpe que un beneficio a los hogares de menores ingresosy que ha dejado a más de 18 millones de mexicanos fuera del sistema de salud.

En su análisis económico semanal, el organismo consideró que la encuesta del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) y la Encuesta Nacional Ingreso Gasto de los Hogares (ENIGH), confirman el aumento en la pobreza y revelan la poca efectividad de la política social.

Con ambos estudios, se puede concluir que la efectividad de la política social ha sido reducida en el mejor de los casos y ha representado más un golpe que un beneficio a los hogares de menores ingresos.

En la actual administración, los recursos de los programas sociales se han distribuido de manera regresiva; es decir, beneficiando relativamente más a los deciles de la población de mayores ingresos.

Además, la mayor cantidad de recursos públicos se canaliza a programas con rentabilidad social y económica dudosa u opaca, que poco aportan al crecimiento económico y al bienestar social a la larga, ya que no están diseñados para romper la replicación en el tiempo de la pobreza.

El CEESP consideró que las políticas públicas y el presupuesto federal debieron adecuarse por la pandemia, como hicieron muchas naciones. Eso no sucedió en México. El gobierno conservó sus prioridades que fueron planeadas y puestas en marcha antes de que se supiera que se presentaría la emergencia del Covid, y no le dio ni le ha dado la importancia debida.

El organismo también criticó la sustitución del Seguro Popular por el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) a la que calificó de precipitada y su gestión está lejos de lo óptimo. Además, la decisión de modificar sus métodos de compra de medicamentos ha generado ineficiencia y escasez, desde 2019 y hasta la fecha. Todo ello ha tenido impactos nocivos sobre el bienestar de los hogares.

La transición de un sistema de salud a otro le costó la pérdida del servicio a 18 millones de personas, alertó el CEESP.

Ciertamente, como era de esperarse, la pandemia afectó significativamente al sector salud. Pero el aumento de la pobreza a través de esta carencia se puede atribuir especialmente a la deficiente gestión del sector, manifestó el organismo.

Finalmente, el CEESP consideró que el deterioro del ingreso de los hogares, la pérdida de empleos y la dificultad para recuperarlos, así como el aumento generalizado de la pobreza, que se acentuó más en los segmentos que menos tienen, haciendo que los pobres sean más pobres, no son buenas noticias para el país y para el futuro desarrollo de la economía y del bienestar.

Por Raúl Castro-Lebrija

 

También te pueden interesar 

Artículo anteriorAfganistán agrega riesgo pero China marca pesimismo en mercados.
Artículo siguienteEleva a compra Citi Research recomendación Bimbo, Gruma y Kimber

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí