Retrasará ciclo alza de tasas de interés crecimiento América Latina

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 23 segundos

La agencia de riesgos crediticios S&P Global dijo que un ciclo alcista de tasas de interés producto de la normalización de la Política Monetaria de los bancos centrales en América Latina, entre otros factores, retrasará el crecimiento económico en la Región desde el 2022.

Sin embargo, a tono con los pronósticos de otros organismos internacionales, la calificadora también anunció un alza de sus proyecciones de crecimiento para este año, donde la economía de México crecería 5.8%, desde el 4.8% anterior, mientras que el crecimiento promedio de las seis economías más importantes de América Latina será de 5.9%, contra un estimado previo de 4.9 por ciento.

Para el 2022 el endurecimiento fiscal y las medidas de política menos previsibles también aplazarían la recuperación de la zona, aunque México es el único país donde la agencia aumenta su expectativa de crecimiento en +0.2 puntos porcentuales, para alcanzar un nivel de 2.9 por ciento.

América Latina ha sido una de las regiones más afectadas por la Pandemia en los mercados emergentes y esperamos que se encuentre entre las más lentas en recuperarse” consignó S&P Global en un informe difundido este lunes.

Las expectativas del desempeño del PIB de Argentina, Brasil, Chile y Colombia, por el contrario, caen en -0.5%; -0.4%; 0.7% y 0.5%, para cada caso, aunque Perú es el que sufre el mayor retroceso, con -1.4 puntos porcentuales menos.

De esta forma, el PIB esperado de Argentina y Brasil para 2022 ahora colocan un crecimiento de +2.1% en ambos casos, mientras que los de Chile y Colombia serían de 2.9% y 3%, respectivamente. Para el próximo año, la economía de Perú crecería a una tasa de +3.5 por ciento.

Expertos están a la espera que la primera economía de la Región, Brasil, aumente el costo del dinero en al menos 100 puntos base en su tasa de fondeo en agosto, luego de tres aumentos al hilo de 75 puntos base, colocando su tasa de interés de referencia en 7% al término de 2021.

Los supuestos macroeconómicos a largo plazo en la Región bajo la perspectiva de la agencia calificadora se mantienen sin cambios respecto a la proyección del trimestre anterior, en aproximadamente 2.5% debido principalmente a los bajos niveles de inversión.

S&P advierte que los riesgos a la baja de las expectativas de crecimiento a largo plazo en América Latina han aumentado “ya que las acciones políticas menos previsibles ante una mayor inestabilidad social podrían frenar la inversión y reducir la productividad”.

En eventos coyunturales, resalta, la Pandemia está lejos de terminar en la mayor parte de la Región, con nuevos casos diarios en cerca de sus máximos históricos, los cuales son aproximadamente 4 veces más altos que la mediana de los mercados emergentes en términos per cápita.

Agrega que las muertes relacionadas con el Covid-19 también se mantienen en niveles alarmantemente altos, lo que agota la capacidad hospitalaria. Los efectos podrían ser persistentes y afectar las proyecciones hacia adelante.

La Pandemia ha afectado más a los hogares de ingreso medio y bajo, y el aumento de las tensiones sociales y políticas generará un alto grado de incertidumbre política en los años posteriores a la Pandemia.

Esto podría frenar aún más la inversión y reducir el crecimiento potencial del PIB a largo plazo”, alerta.

Según el sistema de medición en tiempo real, Worldmeters, México reporta un último saldo de 2.54 millones de personas infectadas, aunque los decesos, que suman 233,622, siguen colocando al País en la cuarta nación en el mundo con la mayor mortandad a causa de la enfermedad SARS-CoV-2.

Un respiro

En términos anuales, el grueso de las economías de América Latina experimentó un crecimiento de 6% entre enero y marzo de este año, colocando arriba del crecimiento promedio de un 5% de las principales economías emergentes.

S&P estima que una fuerte demanda de materias primas continúa respaldando el crecimiento en la región, con volúmenes de exportación en aumento en casi todas las economías latinoamericanas en comparación con el cuarto trimestre.

“Hemos observado que los sectores de servicios se desempeñan mejor de lo esperado. Por ello, subimos nuestras proyecciones de crecimiento promedio del PIB para América Latina para 2021. Sin embargo, bajamos las de 2022 y mantenemos prácticamente sin cambios nuestros supuestos a largo plazo”, refrendó.

Artículo anteriorNo descarta el CEESP un ciclo de alzas en las tasas de interés 
Artículo siguienteRespaldan expertos opinión de Conagua sobre socavón en Puebla

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí