Cuádruple play: En sus marcas, ¿listos?

Tiempo de lectura aprox: 6 minutos, 32 segundos

Para ser una exitosa realidad, el cuádruple play tendría que desafiar la inercia de un mercado en el que más de 70 millones de celulares se conectan con servicios prepagados. De no ser así, la factura única para cuatro servicios podría esfumarse.


Hasta hace poco muchos consumidores se sentaban frente al escritorio a revisar los estados de cuenta de los diferentes servicios que contrataba: televisión de paga, telefonía móvil, fija e internet. Recibos y recibos en sus manos engrosaban la lista de pagos pendientes. Esa era su única opción.

Sin embargo, el tiempo pasa, la tecnología avanza y las cosas cambian. Hoy, gracias a la digitalización y a la integración de servicios en la red de un mismo proveedor nace el llamado cuádruple play que promete hacer más sencilla la recepción y el pago de los servicios de voz, datos, video y telefonía móvil.

En México, como en casi todos los mercados del mundo, las empresas de telecomunicaciones a nivel mundial están apostando por la convergencia, es decir, al aprovechamiento de sus recursos para aliarse con otras compañías y poder ofrecer una mayor gama de servicios a los consumidores, con el objetivo de generar fidelidad reduciendo costos y precios.

Sin embargo, algunos analistas advierten que, al menos en una primera etapa, el ansiado y disputado cuádruple play no sería tan aceptado en el mercado mexicano.

La consultoría Signals Telecom Consulting considera que “los usuarios móviles no serán atraídos por paquetes de servicios, dado que en el mercado mexicano el principal esquema de uso es el prepago”, y anticipa que el cuádruple play no tendrá la misma aceptación y adopción que el triple play –internet, telefonía y televisión de paga.

El cuádruple play, por ello, deberá apostar a que los consumidores encuentren tan irresistibles los paquetes que los lleven a abandonar el cómodo esquema del prepago. Sin duda, todo un desafío en un mercado como el mexicano en donde más de 70 millones de dispositivos móviles funcionan a través de tarjetas pre pagadas.

Lo que es innegable es que la revolución tecnológica ya comenzó en México y no va a cesar. Como dice Ernesto Piedras de The Competitive Intelligence Unit: “la revolución en telecomunicaciones no tiene un botón de parar ni de reversa.”

En esta carrera, Televisa y Nextel anunciaron que, de obtener las concesiones para las frecuencias que permiten ofrecer servicios de Tercera Generación (3G), – que no es otra cosa que un dispositivo capaz de recibir y enviar videos, audio e imagen de la más alta calidad – unirían fuerzas para participar en este nuevo mercado. La productora más grande de contenidos en español a nivel mundial adquirió 30 por ciento de las acciones de Nextel México –compañía de telefonía móvil controlada por NII Holdings- por 1,440 millones de dólares. Sin embargo, Televisa también advirtió que la operación dependía de obtener las concesiones para 3G. Nextel, sin embargo, parece ser el socio ideal para potencializar la capacidad de compra de contenidos que se reciben a través de dispositivos móviles.

Los números sobre los ingresos de la subsidiaria de NII Holdings son claros. De todas las compañías de telefonía móvil que operan en México, dice la consultoría de The Competitive Intelligence Unit, Nextel tiene el mayor promedio de ingresos por usuario (ARPU) -de 727 pesos- a pesar de tener una base de suscriptores reducida.

“Existen sinergias significativas entre los servicios móviles de Nextel México y nuestra extensa base de suscriptores de televisión de paga. Con esta asociación podremos ofrecer a nuestros clientes la primera oferta cuádruple play en México, sentando las bases de una estrategia de medios y telecomunicaciones exitosa e integrada”, dijo Emilio Azcárraga Jean, Director General de Grupo Televisa.

Las sinergias, sin embargo, no se limitarán al intercambio de la selecta base de clientes de Televisa y Nextel. En su portafolio, la televisora cuenta con otras actividades, negocios y activos que le permitirán a Nextel México contar con plataformas de publicidad y estrategias de mercadeo incomparables, según Azcárraga Jean.

La alianza Televisa-Nextel se da en un contexto en el cual el sector de las telecomunicaciones en México creció 6.3% en 2009, en comparación con 2008. Además, obtuvo ingresos por 385,350 millones de pesos, a pesar de la recesión económica.

De hecho, el segmento de telefonía móvil capturó la mayor parte de los ingresos del sector con 53.2% de participación, lo que significa que es el rubro más importante de las telecomunicaciones en México.

Aunque diversas fuentes han manejado que la alianza Televisa-Nextel será la primera en ofrecer el cuádruple play en México, lo cierto es que desde finales de 2007 la empresa Maxcom comenzó a prestar los servicios empaquetados de internet, telefonía fija, móvil y televisión de paga en la ciudad de Puebla. Fue así como Maxcom confirmó el gran potencial de esta fórmula.

En el primer trimestre de 2008 el cuádruple play impulsó los ingresos de Maxcom, compañía que, en ese entonces, llegó a registrar una utilidad neta de 8 millones de pesos en comparación con la pérdida de 18 millones de pesos registrada durante el mismo periodo pero de 2007.

“Maxcom fue la primera oferta de cuádruple play, aunque sólo en Puebla, y ahora la oferta de Televisa será a nivel nacional. Lo cierto es que Televisa y Nextel deberán pensar en una buena oferta comercial para atraer un mercado masivo, pues hasta hoy el nicho de Nextel es para clase media alta”, explicó a los medios José Manuel Mercado, analista de Frost&Sullivan.

“Con Maxcom sucede algo extraño. Algunas veces han sido los primeros en ofrecer un servicio, el ADSL es un caso, pero por alguna razón no logran que tenga éxito comercial. Funcionó con su internet, ahora funciona con su cuádruple play pero no lo han hecho exitoso”, dice en entrevista con Fortuna, Ernesto Piedras, director general de The Competitive Intelligence Unit.

El cuádruple play no sólo es un gran negocio para los jugadores en el mercado, también tiene repercusiones directas en la facturación individual de los consumidores con repercusiones sociales. Según The Competitive Intelligence Unit, en los países en que se han consolidado los servicios de telecomunicaciones – impulsados en gran medida por los paquetes integrados en una sola red – se ha generado mayor bienestar para la sociedad: economías de empaquetamiento con descuentos de 40 a 45%; integración de múltiples servicios; mayor cobertura de los servicios convergentes; factura integrada, y trato con un solo proveedor.

“En Estados Unidos están pagando unos 80 dólares por internet de banda ancha de entre 7 y 11 megas, es decir, entre 7 y 11 veces más de la que tenemos aquí en México; por una oferta de canales tres veces superior a lo que te ofrecen las empresas de televisión restringida aquí; te ofrecen dos o tres líneas celulares con uso irrestricto a todo el territorio nacional, es decir, la larga distancia ya no existe. Es decir, te ofrecen cuádruple play por 80 dólares. No tengo el cálculo exacto, pero el mismo paquete en México te costará fácilmente el doble. Simplemente el paquete completo de triple play te está costando alrededor de 1,000 pesos”, dice Piedras.

Negocio internacional

A pesar de que la alianza Televisa-Nextel para ofrecer el servicio cuádruple play a los consumidores mexicanos fue anunciada con bombo y platillo, en realidad la única empresa que hasta el momento lo ofrece es Maxcom.

“En la consolidación del cuádruple play en México intervienen factores como la baja penetración de la televisión de paga en los hogares y la falta de disponibilidad de espectro radioeléctrico, lo cual puede mejorar una vez que se realice la licitación de frecuencias pendiente”, dijo Carlos Blanco, director de Investigación de Mercados de la consultora Signals Telecom Consulting.

En España, por ejemplo, existen cinco compañías autorizadas para brindar cuádruple play -Telefónica, Vodafone, Jazztel, ONO y Orange- y la competencia aún no termina.

“España está en una región de vanguardia tecnológica y de adopción de servicios. La consolidación de empresas, la convergencia tecnológica se materializó en Europa desde hace varios años”, dice Ernesto Piedras, quien además destaca que la elevada competencia, un marco regulatorio alineado y un poder adquisitivo alto facilitó la adopción de estos procesos. “Las sociedades españolas, las europeas en general, son sociedades con un PIB per cápita seis veces superior al que tenemos en México.”

En América Latina ya existen compañías que ofrecen servicios de cuádruple play a los consumidores. En Brasil está Telefónica de Sao Paulo y Oi; en Puerto Rico, Telephone; en Perú, Telefónica, y CTC Telefónica y MoviStar en Chile.

A Ernesto Piedras le llama la atención el caso de Brasil, un país con un PIB per cápita semejante al de México con una distribución del ingreso también parecida, pero con un escenario competitivo mucho más equilibrado.

“Las empresas de telecomunicaciones allá tienen un escenario más competitivo porque la privatización la hicieron diferente. Partieron regionalmente el antiguo monopolio gubernamental, mientras que aquí privatizamos un operador que sigue teniendo el 87% del mercado, es decir, nueve de cada diez líneas. México arrancó más lento y hemos avanzado así, más lento”, considera el consultor.

Telmex ha buscado acceder al mercado del triple play en nuestro país, pero debido a las restricciones de su título de concesión que le impiden ofrecer servicios de video, permanece atada de manos mientras sus competidores avanzan.

¿Qué ha pasado en otros países cuando se presenta una situación de este tipo? Ernesto Piedras explica que eventualmente el operador dominante termina por obtener el permiso. Esto ha sucedido en países europeos, en Estados Unidos y en Canadá.

Sin embargo, dice Piedras, se trata de países en donde ya existe una competencia madura. “Los operadores tienen 35 por ciento del mercado, no 87. Si volteamos a ver a algunos países europeos, EU, Canadá, y algunos de Sudamérica como Chile, Colombia, Argentina o Brasil, no encontramos mercados con 87 por ciento de concentración”.

El Director de The Competitive Intelligence Unit cree que las autoridades en México están siguiendo una trayectoria de acotar a Telmex. Si la empresa del hombre más rico del mundo, Carlos Slim Helú, entrara al mercado del triple play primero y después al del cuádruple play tal como está hoy, se comería al mercado completamente, dice Piedras. “Estos mercados tienden muy fácilmente a la concentración absoluta.”

México, ¿listo para el cuádruple play?

Al parecer el mundo ya está listo para el empaquetamiento de servicios. Los usuarios de las telecomunicaciones cada vez somos más y más convergentes y exigimos más y mejores servicios.

Para Ernesto Piedras México ya está listo para el cuádruple play y para que sus consumidores reciban un comprobante por cuatro servicios.

¿Qué parte de la oferta está lista? “La fabricación de equipos y los operadores de telecomunicaciones. Los que no han estado listos son los encargados de la regulación”.

Piedras afirma que es importante la participación de la inversión extranjera en este sector, porque entonces empresas como Nextel o la española Telefónica podrían invertir en una empresa fija y aliarse con cableros para poder brindar el cuádruple play a los consumidores mexicanos.

La moneda está en el aire y, a pesar de la presencia de Maxcom, quien pegue primero en las grandes ligas del cuádruple play, lo hará dos veces.


*La alianza Televisa-Nextel no será la primera en ofrecer cuádruple play en México, como lo anuncian. Hace casi tres años, el primer jugador fue Maxcom.

*El segmento de telefonía móvil es el más importante de las telecomunicaciones en México con el 53.2% de participación.

*”Si Telmex entrara al cuádruple play como está hoy, se comería por completo al mercado”

Artículo anteriorProyecto de Infraestructura, un caos carretero
Artículo siguienteDe Compras

Comments are closed.