Pide el CCE revertir cambios en comercio exterior que sólo benefician a Pemex

Los cambios implican que la autorización para el despacho en Lugar Distinto al Autorizado (LDA) para hidrocarburos, petrolíferos, minerales y precursores químicos, solo serán para las Empresas Productivas del Estado.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) manifestó su preocupación por los recientes cambios a las reglas de comercio exterior y que, en su opinión, vulneran diversos principios constitucionales y de tratados internacionales sobre la libertad de trabajo, competencia económica, libre comercio y trato no discriminatorio.

El CCE recordó que, el pasado 11 de junio, se publicaron en el Diario Oficial de la Federación diversas modificaciones a las Reglas Generales de Comercio Exterior.

Los cambios implican que la autorización para el despacho en Lugar Distinto al Autorizado (LDA) para hidrocarburos, petrolíferos, minerales y algunos precursores químicos solo podrán tenerla las Empresas Productivas del Estado, como son Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

El despacho en LDA es un mecanismo que han utilizado participantes públicos y privados del mercado para la importación y exportación de mercancías que, por su volumen o características especiales, requieren de instalaciones específicas. Estos cumplen todas las obligaciones fiscales y aduaneras que marca la ley, explicó.

Los LDA continuó— permiten agilizar las dinámicas del comercio exterior y aumentar las capacidades de la economía mexicana. Restringir su uso únicamente a las Empresas Productivas del Estado desplaza artificialmente a competidores del sector privado en áreas estratégicas como el suministro de energéticos, la industria química y petroquímica y a la minería nacional.

En opinión del CCE, con esta medida México corre el riesgo de no contar con mercancías indispensables para el sector industrial y para los hogares mexicanos.

La falta de suministro de productos como gasolinas o materiales para procesos industriales podrían frenar la recuperación económica del país, con sus correspondientes efectos inflacionarios, alertó el CCE.

Con la medida anunciada se estima que la afectación potencial a mediano plazo sería de 25% hasta 48% de las importaciones de petrolíferos. Se pondría en riesgo la seguridad energética de México y el abasto de combustibles.

Finalmente, el CCE retiró “su pleno respaldo a las autoridades para combatir toda ilegalidad en la entrada y salida de mercancías del territorio nacional, con el marco legal y regulatorio vigente, mediante estrategias que reactiven la economía mexicana por la vía del respeto al Estado de Derecho.

Por Raúl Castro-Lebrija

Artículo anteriorRécords BMV se extenderán en lo que resta del año
Artículo siguientePerfect Corp se integra con Facebook para ampliar alcance de comercio social con Realidad Aumentada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí