De acuerdo con el organismo, el rezago laboral es más evidente en jóvenes, adultos mayores y, especialmente, en las mujeres.

México necesita generar 2 millones de empleos para volver a los niveles de ocupación registrados antes de la pandemia de Covid-19, revela un estudio del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

De acuerdo con la institución, al pasado mes de marzo se habían recuperado 10.5 millones plazas laborales. Sin embargo, aún falta recuperar 1 millón 960,265 empleos para la recuperación total de puestos de trabajo.

El IMCO señala que solamente ocho entidades han restablecido los niveles de ocupación previos a la pandemia: Nayarit, Oaxaca, Campeche, Yucatán, Coahuila, Zacatecas, Durango y Chiapas.

En los estados restantes los niveles de ocupación superaron el 90% de lo registrado antes de la pandemia, excepto en la Ciudad de México, donde aún faltaba recuperar poco más de 569 mil puestos de trabajo.

La gran mayoría de los puestos recuperados, refiere el IMCO, son informales. De los 10.5 millones de empleos generados desde mayo del 2020, casi 9.9 son informales (94%) y poco más de 608 mil son formales (6%).

Los jóvenes y los adultos mayores continúan rezagados en el proceso de recuperación. Para abril de 2021, el IMSS registró una baja de casi 342,000 trabajadores de hasta 29 años y casi 16,000 trabajadores mayores de 65 años, en comparación con febrero de 2020.

Mientras que, por género, son las mujeres las que más dificultades han batallado para recuperar los niveles de empleo registrados antes de la pandemia de Covid-19.

De hecho, señala el IMCO, a marzo de 2021, aún faltaba recuperar casi 1.5 millones de puestos de trabajo para las mujeres, mientras que sólo 467 mil para los hombres.

Frente a este panorama, el IMCO propone incrementar el apoyo a la empleabilidad, la capacitación y el vinculación laboral, especialmente para grupos vulnerables.

Es decir, restablecer presupuesto para programas de apoyo al empleo, vincular la educación técnica y superior con las necesidades del sector productivo, y programas e incentivos fiscales para la empleabilidad de jóvenes, mujeres y adultos mayores en situación de empleo precario.

Por Raúl Castro-Lebrija

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here