Mexicanos perderán hasta dos años de escolaridad por clases a distancia: IMCO

    De no tomarse medidas contundentes al volver a las escuelas, las pérdidas de aprendizajes ponen en riesgo el futuro de una generación completa de estudiantes, advierte el Instituto.

    Aunque fue la única opción frente a la pandemia de Covid-19, las clases a distancia.

    representarán, en promedio, una pérdida de dos años de escolaridad para niños y jóvenes mexicanos, releva un estudio del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

    Según el organismo, de acuerdo con estimaciones del Banco Mundial, la pandemia causó en México un rezago que equivale a dos años de escolaridad.

    Antes de la pandemia por ejemplolos mexicanos alcanzaban en promedio aprendizajes correspondientes a 3° de secundaria. Hoy su conocimiento llegará solo al equivalente a 1° de secundaria.

    De acuerdo con el informa Educación en pandemia: los riegos de las clases a distancia, por lo menos 628,000 jóvenes entre 6 y 17 años interrumpieron sus estudios lo que implica una caída por debajo del nivel de 2008 en el porcentaje de jóvenes que asisten a la escuela.

    Según cálculos del Banco Interamericano de Desarrollo, una disminución de esta magnitud significa un retroceso de 13 años en el nivel de asistencia escolar, añadió el IMCO.

    Lo peor de esta situación, continuó el organismo, es que el rezago educativo puede tener consecuencias en lo económico.

    Alumnos con menos aprendizajes significan futuros trabajadores con menos habilidades, lo que puede reducir sus ingresos en un 8% anual durante su vida laboral, detalló la institución.

    Además, a nivel país, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) estima que en los próximos 80 años este fenómeno le podría costar a México un monto acumulado de hasta 136% del PIB de 2019. Esto implicaría que nuestro país dejaría de producir hasta 1.7% del PIB cada año o un monto similar al gasto total ejercido por la Secretaría de Educación Pública (SEP) en 2019.

    Finalmente, el IMCO consideró que el objetivo central de la respuesta educativa a la pandemia debe ser recuperar las habilidades de los estudiantes para evitar que las pérdidas de aprendizaje los condenen a empleos precarios cuando se incorporen al mercado de trabajo.

    Esta evidencia allertó— nos lleva a concluir que, de no tomar medidas contundentes al volver a las escuelas, las pérdidas de aprendizajes ponen en riesgo el futuro de una generación completa de estudiantes.

    Por Raúl Castro-Lebrija

    Artículo anteriorBanorte firma alianza con Google para avanzar en digitalización
    Artículo siguienteLópez Obrador impugna la suspensión de la reforma a la Ley de Hidrocarburos

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí