El presidente participó en la Cumbre de Líderes sobre Clima auspiciada por el gobierno de Estados Unidos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador solicitó a su homólogo estadounidense, Joe Biden, financiar la aplicación del programa Sembrando Vida en Centroamérica.

Propuso además que, al tercer año de participar en la iniciativa, los productores pueden obtener una visa de trabajo temporal y, a los seis o siete años, aspirar a la residencia o la doble nacionalidad.

López Obrador participó en la Cumbre de Líderes sobre Clima, auspiciada por el gobierno de los Estados Unidos, donde hizo un recuento de las acciones de su gobierno para combatir el cambio climático.

Ahí señaló que, a pesar de haberse descubierto tres yacimientos durante la actual administración, la refinación de petróleo se hará solamente para satisfacer la actual demanda de combustibles en el país.

Reiteró, como ya lo ha hecho en anteriores ocasiones, que México dejará de exportar petróleo crudo para concentrar sus esfuerzos en las tareas de refinación y producir en el país los combustibles que se requieren.

Añadió que se están modernizando las plantas hidroeléctricas para redecir el uso de combustóleo o carbón en la generación de electricidad

La energía que se produce con agua es limpia y barata. De ahí que hemos decidido cambiar turbinas antiguas por equipos modernos, lo cual nos permitirá aprovechar el agua de los embalses para producir más energía sin construir nuevas presas y sin causar afectaciones, continuó.

Sin embargo, como se adelantó a principios de la presente semana, su principal propuesta fue que los Estados Unidos financien la aplicación del programa Sembrando Vida en Centroamérica y que los productores participantes puedan aspirar a permisos de trabajo o incluso a la doble nacionalidad.

Estamos aplicando el programa Sembrando Vida, que posiblemente sea el esfuerzo más grande de reforestación en el mundo. En ello laboran 450,000 campesinos y campesinas que reciben un jornal de 5,000 pesos mensuales para plantar árboles frutales y maderables en sus tierras o parcelas, detalló.

Al amparo del programa, indicó, se han sembrado 700 millones de plantas y se llagará a la cifra de 1,000 millones para abarcar un millón de hectáreas, con un presupuesto de 29,000 millones de pesos anuales.

La propuesta es que, juntos, ampliemos dicho programa en el sureste de México y en Centroamérica para sembrar 3,000 millones de árboles adicionales y generar 1 millón 200,000 empleos, manifestó.

Nosotros asumimos nuestra responsabilidad económica y nos comprometemos a ayudar en la organización productiva y social, sostuvo. Y ustedes, presidente Biden, podrían financiar el programa Sembrando Vida en Guatemala, Honduras y El Salvador.

Tomemos en cuenta que con 4 millones de hectáreas de árboles, se absorben 70 millones de toneladas de dióxido de carbono por año, concluyó López Obrador.

Por Raúl Castro-Lebrija

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here