Femsa dijo en una respuesta de información enviada a Fortuna este viernes, que la marca de su División Proximidad, Oxxo, pagó a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) un total de 1,576 millones de pesos (mdp) durante 2020 por diversos conceptos relacionados con el suministro de energía eléctrica.

A través de su área de comunicación corporativa, Femsa explicó que el 70% de las tiendas Oxxo que opera en el País son abastecidas por fuentes de energía renovables, y que a través de contratos con cinco parques eólicos satisface el 69.4% de sus necesidades de electricidad.

En promedio, indicó, cada tienda conectada a un parque eólico paga 14,052 pesos al mes por concepto de energía renovable, costo que incluye una serie de pagos a CFE por cada unidad, como lo es el porteo, el uso de líneas de transmisión y un complemento que es un cargo fijo por formar parte de la Red Eléctrica Nacional.

Además, cerca del 30% de las tiendas no se surten de energía eólica, sino que lo hace totalmente de la CFE, “por lo que el pago promedio mensual se va directo a esa empresa del estado”.

“Actuamos siempre apegados a la legalidad: el suministro de energía renovable que surte a nuestras operaciones nunca ha ido en perjuicio del Estado mexicano.

“Los contratos correspondientes son legales y legítimos”, externó en un escrito de respuesta el área de comunicación corporativa de Femsa.

Hasta diciembre de 2020, Oxxo tenía el registro de 19,566 tiendas, según su informe financiero del cuarto trimestre enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Femsa dijo que el compromiso trazado por sus divisiones de negocio es generar un valor económico y social en las localidades donde opera, lo que implica también el valor ambiental.

Durante 2020, la marca Oxxo dejó de emitir más de 570 mil toneladas de C02, lo que equivale a lo que producen 123 mil 298 vehículos de pasajeros que circulan durante todo un año, o al consumo de 1.3 millones de barriles de petróleo.

En el escrito, comunicación corporativa de Femsa agregó que Oxxo cuenta con un programa de eficiencia energética con inversiones en equipos inteligentes y mejores prácticas operativas, lo que lo llevó a lograr que el consumo de energía en tiendas cayera en un 35% al cierre de 2020.

“Tenemos la aspiración de que el 100% de nuestros consumos de energía eléctrica provengan de energías limpias para seguir contribuyendo (en el) desafío del cambio climático y al calentamiento global, provocado por el uso de combustibles fósiles”, dijo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here