El presidente López Obrador y el subsecretario de Seguridad Pública arremetieron contra el juez Juan Pablo Gómez Fierro.

Luego de que el juez Juan Pablo Gómez Fierro otorgara la primera suspensión contra el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, la reacción del gobierno federal no se hizo esperar.

Ricardo Mejía Berdeja, subsecretario de Seguridad Pública de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, llamó al juez Gómez Fierro un juez de contentilloy criticó a las empresas por privilegiar un modelo de ventas sobre un modelo de seguridad.

En la conferencia de prensa mañanera, dedicada este miércoles al tema de seguridad, Mejía Berdeja aseguró que el principal objetivo de este padrón es la seguridad, es lo que mueve a la creación de este padrón.

Esto, porque en el anonimato de los sistemas de prepago, que no piden requisitos, los delincuentes se cobijan para cometer delitos de secuestro, extorsión y trata (de personas).

De acuerdo con el funcionario, nueve de cada diez llamadas de extorsión se realizan mediante un teléfono de prepago mientras que, en algunos casos de secuestro, se han documentado más de 20 números de esta modalidad empleados por la delincuencia.

Junto a las armas decomisadas en algunos operativos, es común encontrar las tarjetas o chips, que representan el principal medio de comunicación entre los delincuentes.

El dato que algunos grupos de interés, sus personeros, sus corifeos han tratado de posicionar es el tema de los datos personales y biométricos, detalló.

Nosotros consideramos que con la huella digital sería suficiente, pero esto ya se usa en diferentes documentos: en el pasaporte, en la credencial de elector, en la firma electrónica del SAT, en gestiones ante el IMSS. Pero no solo en organismos públicos; se utiliza en los bancos y se utiliza en un conjunto de aplicaciones o tiendas departamentales. Incluso hoy las telefónicas piden los datos personales para los sistemas de renta fija, continuó.

“¿Pero por qué esta oposición tan fuerte?, cuestionó. Pues porque hay quien defiende un modelo de ventas y nosotros defendemos un modelo de seguridad.

Sin embargo, ha sido tal el interés por privilegiar las ventas sobre la seguridad que ya un juez a modo, un juez por encargo, el juez Gómez Fierro que es el que utilizan siempre los grupos de interés cuando hay un interés en contra de la reforma eléctrica y ahora contra la seguridad. Es un juez de contentillo que actúa de queda biensin todavía publicarse los lineamientos que va a publicar el IFT, ya otorgó de manera frívola una suspensión provisional, concluyó.

El propio presidente Andrés Manuel López Obrador recordó que el juez Gómez Fierro es el mismo que ha amparado a las empresas eléctricas contra la reforma a la ley de dicha industria y por ello insistió en su intento de reforma al Poder Judicial de la Federación.

Por Raúl Castro-Lebrija

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here