El gasto del presupuesto del Sector Salud en México (IMSS, ISSSTE y la Secretaría de Salud) llegó a 38 mil 100 millones de pesos (mmdp) en enero, un nivel no visto desde enero de 2018, de acuerdo con informes de un equipo de investigación experto en escudriñar el rumbo de las Finanzas Públicas.

A lo largo de 2020, con la mayor crisis sanitaria y económica en décadas a cuestas, México Evalúa documentó no sólo un gasto regular cuando las necesidades apremiaban, sino recortes consecutivos en el gasto de salud y en Inversión Física en estas instituciones “incluso en los momentos más álgidos de la Pandemia”.

El gasto funcional en el Sector Salud aprobado para todo el ejercicio de 2021 asciende a 670.3 mil millones de pesos (mmdp), sobre el cual, durante el primer mes de 2021, se habían ejercido 38.1 mmdp, esto es, el equivalente al 6% del gasto aprobado.

No obstante, las perspectivas hacia adelante no son halagadoras.

“El primer mes de 2021 sugiere que es poco probable que tales expectativas se cumplan, ya que el gasto de las Instituciones de Salud, en conjunto, se colocó un 30% (17 mmdp) por debajo de lo previsto en enero”, expone el equipo de investigación de la organización civil sobre el gasto ejercido sobre esta actividad que cobra relevancia actual.

Tanto en el ISSSTE como en la Secretaría de Salud, alerta, el subejercicio fue mayor a 50% en el primer mes de este año.

Caso contrario fue el del IMSS, institución que gastó 31% más de lo aprobado; por medio de las transferencias de Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA) hacia las entidades federativas, de hecho, exhibió un aumento de 12% más a lo calendarizado.

Siete estados recibieron un monto 15% mayor al calendarizado.

En la inversión física también observamos recortes. El ISSSTE llegó al extremo de no gastar recursos en este rubro, a pesar de tenerlos aprobados. El IMSS gastó 38% menos de lo aprobado, y la Secretaría de Salud 39% menos”, agregó México Evalúa.

Entre 2007 y 2020, el Sector Salud de México había venido ejerciendo un gasto funcional regular para un mes de enero, pero no había alcanzado los 38 mmdp reportados en enero de 2018, hasta enero pasado.

A pesar de que el monto total del presupuesto de estas instituciones refleja un subejercicio, no todas las instituciones de salud gastaron menos de lo previsto.

El gasto del IMSS, como el monto de las transferencias realizadas a los estados a través del FASSA, se encontraron por encima de su meta mensual, en 23.6 mmdp para el IMSS, 31% por arriba de lo aprobado en enero.

En el caso de FASSA, los recursos sumaron 10.7 mmdp, y se colocaron 12% (1.2 mmdp) por encima del monto calendarizado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here